Artículo

Alemania da “el visto bueno” a tres test caseros de venta en supermercados, para controlar mejor la epidemia

anamas

El mes pasado el Instituto Federal de Medicamentos y Productos Sanitarios alemán, ha dado “el visto bueno” a tres fabricantes de test, pruebas rápidas de antígenos de uso doméstico, para detectar si estás incubando la enfermedad.

Estarán disponibles a partir del 3 de marzo y podrán adquirirse en farmacias, supermercados y otras grandes superficies comerciales

Han sido casi cincuenta las pruebas que se han presentado, pero las autoridades alemanas sólo le han dado el visto bueno a estas tres, después de haber pasado todos los controles posibles y  aún así tienen una precisión de un ochenta por ciento. Su precio puede estar entre cinco y diez euros.

En un principio el gobierno pensó en subencionarlos, al precio de un euro, pero se ha concluido que es mejor esperar a nuevos competidores, con los que los precios caerán de forma natural

Los test utilizan un hisopo de algodón

Las tres pruebas aprobadas funcionan con un hisopo de algodón con el que recoger la muestra nasal, introduciéndolo en la parte inferior de la nariz, no en la región nasal anterior, lo que los hace mucho más cómodos y después un mecanismo muy parecido a los test de embarazos y que dura 15-20 minutos.

Una  prueba que  no tiene nada que ver con la que dispensan algunas farmacias españolas, que es con extracción de sangre y sólo detectar anticuerpos si ya has pasado la enfermedad.

 

Los resultados del test no son vinculantes y tienen un amplio nivel de fallo. En caso de dar positivo la persona deberá aislarse y hacerse un PCR de laboratorio.

Independientemente al uso de estos test, la idea es seguir teniendo el menor número de contactos y seguir guardando la distancia de seguridad. Se trata de una ayuda extra sobre todo para aquellos que trabajan cara al público y se puedan permitir hacerse dos o tres pruebas a la semana.

 

 

 

MÁS SOBRE: