Antonio David gana la batalla: la justicia declara nulo su despido de Sálvame

La sentencia habla de un 'juicio paralelo' con un 'jurado popular'

Noelia Bertol

El pasado 22 de marzo Sálvame, el programa de Telecinco, abría con una noticia que marcaría un antes y un después en el programa. Carlota Corredera anunciaba «el cese de la vinculación laboral de Antonio David Flores con este programa de televisión, así como con la productora La Fábrica de la Tele«.

En ese momento Antonio David se enteraba, al mismo tiempo que todo el mundo, de su despido. Ahora se sabe que tan solo 45 minutos antes había sido desconvocado para participar ese día en el programa.

El colaborador denunció el cese de su actividad por «despido improcedente», que se da cuando la empresa no cumple los requisitos legales de su contrato o lleva a cabo el despido sin un motivo de peso que lo justifique.

Bien, pues la justicia le ha dado la razón a Antonio David en estos términos y señala como «nulo» el despido por considerar que se ha vulnerado su derecho fundamental al honor, tal y como dictamina la sentencia a la que ha tenido acceso El Mundo.

Además, la sentencia condena a La Fábrica de la Tele a abonar al colaborador el sueldo que dejó de recibir desde su cese hasta el final de su contrato (32.361 euros). A este se añade una indemnización de 50.000 euros «por los daños ocasionados con la vulneración de su derecho al honor«.

La justicia considera que si la productora hubiese querido prescindir de Antonio David en un intento por luchar contra la lacra social de la violencia de género, podría simplemente no haberle renovado el contrato laboral en diciembre de 2020, pues por entonces esta ya conocía el contenido del testimonio de Rocío Carrasco.

No obstante, se decidió seguir contando con él en lo que la justicia considera un intento por sacarle beneficio a su presencia. Se valora la idea de que quisieran que Antonio David respondiera al testimonio de su exmujer al día siguiente de la emisión del primer episodio.

Un ‘juicio paralelo’ con un ‘jurado popular’

Carlota Corredera

La sentencia es dura con el programa, con la dirección y algunos colaboradores, a los que acusa de haber llevado a cabo de forma consciente un «juicio paralelo».

Esta señala también la imagen que había en televisión cuando se anunció el despido de Antonio David. En plató estaban presentes Alonso Caparrós, Belén Esteban, Gema López, Gustavo González, Marta López y Kiko Jiménez «serios, graves, juiciosos (…) como si de un jurado popular se tratara» momentos antes de que Carlota Corredera diera a conocer la noticia.

La justicia considera que se ha vulnerado el derecho al honor de Antonio David a través de todas y cada unas de las intervenciones que se llevaron a cabo durante la emisión de los 12 episodios de la serie documental Rocío, contar la verdad para seguir viva. 

Antonio David: «Este es el primer golpe»

 

Tras conocerse la noticia de la victoria de Antonio David en este caso, el excolaborador se ha manifestado al respecto. «Este es el primer golpe, a partir de aquí van a venir muchos más«, expresaba en el programa de Federico Jiménez Losantos, Es la mañana de Federico, donde además tachaba de mercenarios a sus antiguos compañeros.

MÁS SOBRE: