gato

Atento si tienes gato, puede enfrentarse a estos peligros de deshidratación

Aitana Alonso

Tener mascota es una gran responsabilidad. En nuestro país los animales de compañía más característicos son los perros y los gatos. A pesar de las guías básicas de mantenimiento de los animales, muchos dueños no saben como actuar o tratar a su animal en determinadas situaciones. Si tienes gato esto es importante.

Los gatos pueden enfrentarse a un momento de deshidratación felina, esto les causa rechazo al agua, no pueden ni beberla. Por naturaleza siempre se ha dicho que los gatos no son muy amigos del agua, pero a la hora de beberla, lo hacen porque sienten sed, no por gusto. En su mayoría, beben lo necesario para no deshidratarse cuando tienen sed, pero algunos felinos se niegan a beber agua o lo hacen de manera muy puntual. Esto es un peligro para su salud ya que puede derivar en graves consecuencias.

gato
gato bebiendo agua

Lo que debes hacer es comprar un bol de agua en el que puedas medir cuanta cantidad consume al día tu mascota. Obviamente no vas a exigirle que beba tanto como lo pueda hacer un perro ya que es un hecho natural que rechace este liquido ni siquiera para bañarse.


Estos casos sobre todo se dan en gatos que antes de entrar en tu hogar han sido callejeros o silvestres. No están acostumbrados y su rechazo al agua es mucho mayor. En situaciones de sed extrema acudirán a su cuenco con agua, pero, si necesitan el agua para vivir, ¿por qué lo huyen?

También puedes leer:

Un viaje millonario: Cristiano Ronaldo pone su jet privado a disposición de su gato

¿Prefieres gatos o perros? Depende de la personalidad del dueño, ¡ésta es la tuya!

Tu gato ha dejado de usar el arenero, te contamos las razones

Tu gato te necesita

Las presas que capturan suelen aportarles unas cantidades mínimas básicas para sobrevivir. Pero el problema puede ir a más con el paso del tiempo y llegarles a producir, incluso la muerte, por deshidratación.

La mejor forma de descubrir si tu felino está sufriendo deshidratación es llevarlo al veterinario. Puede que te sorprenda, pero pellizcándoles la piel logran apreciar su nivel de hidratación.

Hay tres niveles de hidratación en los gatos: hidratación leve, moderada o severa. Esta se descubre según el peso en agua que el animal haya perdido. Un experto sabe identificarlo por síntomas como que la piel pierde su elasticidad, los ojos se perciben más hundidos y sus músculos parecen más duros.

El experto actuará de inmediato para salvar la vida de tu felino de la forma más rápida posible.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO