¿Sabías que los bebés tienen sentido del humor?

Es lo que demuestra una reciente investigación de la Universidad deBristol

anamas

¿Sabías que los bebés tienen sentido del humor?, esto es al menos lo que se deduce de una investigación realizada recientemente en la Universidad de Bristol, en Reino Unido, en la que los investigadores vieron que con un mes de vida, los niños aprecian el humor además de que empiezan a hacer bromas desde los cuatro meses.

La autora del estudio es Elena Hoicka, quién asegura que el humor  se desarrolla en los primeros cuatro años de vida aunque cuando realmente despega es a partir de los tres meses.

En el trabajo participaron los padres de casi 700 bebés de un mes  a casi cuatro años de países distintos: Reino Unido, Estados Unidos, Australia y Canadá y identificaron 21 tipos diferentes de humor, incluido el corporal, muecas, palabras sin sentido y la burla.

El sentido del humor de los bebés

Tal y cómo recoge la Revista QO, «el equipo hizo una encuesta de 20 preguntas llamada Early Humor Survey (EHS o Encuesta de Humor Temprano) para que los padres de 671 bebés la completaran. Debían marcaran con “sí” o “no” si a su bebé le parecía divertido un chiste hecho por el propio bebé o por otras personas. El equipo de Hoicka comprobó que los niños apreciaban el humor con tan solo un mes, sobre todo las cosquillas. El 50% de los bebés lo hacían a los dos meses, pero no solo las cosquillas, también reían con gestos de caras graciosas. Había 16 bebés de tres meses, 14 de ellos apreciaron algún tipo de humor, es decir, un 88%.»

Tal y cómo explicó la autora, 14 de los 16 niños de tres meses de edad apreciaban el humor, incluidas voces divertidas y los temas algo desagradables como la caca o los eructos.

A los 11 meses, el 50% producía su propio humor y con un año apreciaban varios tipos de humor para obtener una reacción de los demás (asustar a los demás y chistes escatológicos o imitar a un animal.)

A los dos años el humor de los niños reflejaba el desarrollo del lenguaje como jugar con conceptos equivocados al decir que los perros hacen “muuu”, y las palabras sin sentido y a los tres comprendían juegos de palabras y usaban el lenguaje para hacer gracias.

En cuanto a los países, los investigadores afirman que no hubo demasiadas diferencias entre los bebés de los cuatro países testados.

MÁS SOBRE: