bill gates pandemia final fecha coronavirus

Bill Gates pronostica la llegada de una nueva pandemia, pero podemos prevenirla

Noelia Bertol

Ha sido uno de los nombres protagonistas en la pandemia del coronavirus gracias a sus pronósticos y su participación activa en la carrera de las vacunas.

El empresario Bill Gates predijo en el año 2015 que una pandemia iba a cambiar el rumbo de nuestra sociedad y, una vez esta llegó a nuestras vidas, también adivinó cómo se desarrollaría la búsqueda del antídoto para el virus y cuánto tardarían en suministrarse a las distintas sociedades.

Desde entonces sus palabras se han convertido en el centro de atención para muchos, que ahora se muestran alarmados al conocer las últimas predicciones del líder de Microsoft, las cuales pasan por una nueva pandemia en el futuro cercano, la cual «será una realidad«, y consejos para prevenirla o actuar rápidamente con lo que la pandemia de la CoVid-19 nos ha enseñado.


 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Bill Gates (@thisisbillgates)

En un artículo de opinión publicado en su blog junto a su mujer Melinda Gates, ambos analizan cómo el coronavirus llegó para cambiarlo todo y qué deberíamos haber aprendido a nivel global de esta pandemia.

Muchos se preguntan: si tanto se vio venir esta situación, ¿por qué no se actuó con premeditación? «A pesar de que nuestra fundación había estado preocupada desde hace mucho tiempo por un escenario pandémico (…) nos sorprendió la forma drástica en que el COVID-19 ha perturbado las economías, los empleos, la educación y el bienestar en todo el mundo«, expresaba la pareja a través de la publicación mencionada.

Una lucha conjunta

 

Así mismo, aseguran que si algo nos ha enseñado esta pandemia es que «todos en este mundo están conectados biológicamente por una red microscópica de gérmenes y partículas» y que en esta lucha vamos a la par, sin distinción de países ricos y pobres ni distinción por razas o edades.

Aunque sí que hay distinción a la hora de implicarse, pues estos aseguran que los países ricos y desarrollados tienen que ser los que lideren la lucha dada sus capacidades y economías, para que los avances conseguidos lleguen a todos por igual.

Los Gates consideran fundamental «priorizar la equidad» de cara a una nueva pandemia, pues cuando se infectan sociedades, se «explotan las desigualdades preexistentes«, como ocurrió con otros brotes de enfermedades como el zika o el ébola.

Vacuna

¿Nueva pandemia?

 

La llegada de una próxima pandemia es una realidad, tal y como anuncian estos en el artículo. La historia nos ha demostrado que cada cierto tiempo vivimos brotes de enfermedades que pueden descontrolarse y causar lo que ha causado el coronavirus. Cierre de negocios, bloqueo entre países… en nuestra mano está actuar antes de que eso ocurra.

«Hasta que las vacunas lleguen a todos, seguirán apareciendo nuevos grupos de enfermedades que crecerán y se extenderán«, expresan. «No es demasiado pronto para empezar a pensar en la próxima pandemia. La desafortunada realidad es que COVID-19 podría no ser la última pandemia. No sabemos cuándo llegará, o si será una gripe, un coronavirus o alguna enfermedad nueva que nunca antes habíamos visto«, añaden.

bill gates

Podemos prevenirla

 

Según Bill y Melinda Gates, para frenarla tenemos que poner en práctica todo lo aprendido. «Aunque el mundo no se preparó para la CoVid-19, nos beneficiamos de las acciones tomadas en respuesta a brotes pasados«, explican estos a modo de ejemplo.

Estas son algunas de las medidas que los Gates recomiendan tener en cuenta de cara a la nueva pandemia:

– Se deben poner en práctica las «plataformas de megadiagnóstico», capaces de evaluar hasta al 20% de la población mundial en una semana.

La rapidez en el uso de «anticuerpos monoclonales» que con el coronavirus no llegaron a ponerse en práctica hasta noviembre, uno de los tratamientos más efectivos y que tantas vidas podría haber salvado.

Un sistema de alerta global mediante el cual se pudiera detectar una anomalía en la detección común de patógenos. A día de hoy no existe este sistema a gran escala. Para ello sería conveniente realizar simulaciones que ayuden a saber cómo actuar en caso de toparse con una infección novedosa.

Sea como sea, ahora el mundo «comprende lo en serio que debemos tomarnos las pandemias» y, de toparnos con una nueva amenaza infecciosa, seguro que se actuaría más rápido. Por fortuna o por desgracia, de los errores se aprende. 

MÁS SOBRE: