hongos uñas

Cómo evitar los hongos en las uñas de los pies en verano

Aitana Alonso

En verano solemos cuidar más nuestra estética porque hay partes del cuerpo que han estado escondidas durante todo el invierno. Una de esas partes son los pies, las sandalias son muy bonitas, pero se convierten en un enemigo cuando nos hacen daño o cuando las uñas de los pies no están presentables. Muchas veces se nos queda una uña negra o con un color amarillento y no sabemos por qué. Te vamos a contar cómo evitar que salgan hongos.

No hace falta ducharse en un baño público para poder coger hongos. De hecho, es bastante frecuente cogerlos. El principal factor que les hace aparecer es la humedad. Es por eso por lo que estamos acostumbrados a verlos o tenerlos en verano.

hongos


Es imprescindible secarse muy bien los pies después de la playa o la piscina. Además, se deben usar chanclas siempre que estemos en zonas comunitarias. Si eres una persona que suda mucho busca un tratamiento para controlarlo y así evitar que tus pies tengan humedad constantemente. Asimismo, hay que tener en cuenta que debemos desinfectar las tijeras o el cortaúñas si notamos que una uña no está como siempre ya que los hongos pueden transmitirse rápidamente de un lado a otro.

Algo que es importante evitar es pintarse las uñas si notas que tienes hongos, puedes verlo por el color de la uña. De hecho, algunas personas no se han quitado bien el esmalte de una vez a otra y eso ha podido ocasionar que se acumule infección haciendo que su uña cambie de color y tenga el mismo aspecto que si tuviese hongos. Aunque pensemos que solo afectan a las uñas, esta bacteria puede influir en nuestra salud.

También te puede interesar:

Cómo lavar y cuidar el pelo en verano tras la piscina o la playa

Las trenzas con las que arrasarás este verano

Cuidado con las calcamonías, pueden alterar la barrera protectora de la piel

Cómo afectan los hongos en nuestro cuerpo

Es importante detectarlos lo antes posible para poder aplicarnos el tratamiento correspondiente. Hay tres formas generales en las que estos te afectan.

  • La primera es haciendo que tu uña se vuelva de un color amarillento o incluso que se oscurezca.
  • Otra forma en la que aparecen es haciendo que la uña se rompa continuamente, produciendo como una “descamación” de la uña.
  • Por último, hace que el tacto sea irregular provocando que esta se levante por algunos lados.

CONTENIDO PATROCINADO