Cómo limpiar una maleta de viaje antes y después de las vacaciones

Noelia Bertol

Toca desempolvar las maletas que llevan meses en el armario tras una larga pandemia que nos ha impedido viajar todo lo que nos gustaría. Este verano se abren muchas puertas y, aunque hay que seguir siendo responsables con las medidas sanitarias del coronavirus, muchos pasarán de nuevo sus preciadas vacaciones viajando, ya sea por España o conociendo el resto del mundo.

Sea como sea, si hay un elemento que nos acompaña siempre en estos viajes son nuestras maletas. Estas son las encargadas de guardar y proteger los bienes que viajan con nosotros, y también las que, con el uso y el paso del tiempo, se van deteriorando si no las cuidamos como debemos. 


¿Quieres quitarle a tu maleta el olor a humedad? Te decimos cómo dejarla a punto para tus vacaciones y, a la vuelta, cómo limpiarla para guardarla de nuevo. ¿Hay arena de playa hasta en tu equipaje? Esto te interesa.

Cómo quitar el olor a humedad de la maleta

 

Puede que después de un largo tiempo guardada la maleta huela algo a humedad, y es lógico deshacerse de este olor antes de colocar en ella nuestra ropa limpia para el viaje. Lo conveniente es sacar la maleta unos días antes del viaje para ir preparándola. Si esta desprende malos olores, déjala abierta durante un rato para que se ventile.

Una vez ventilada, toca limpiarla bien por dentro. Para ello, humedece una bayeta en agua y jabón suave, frota bien todo el interior y después sécala con otra bayeta sin humedecer. El paso extra es añadirle algún toque de fragancia que nos guste para que, además de limpia, la maleta huela bien.

Si lo que queremos es limpiar la maleta una vez volvamos de nuestras vacaciones para guardarla, el proceso es el mismo, solo que hay que añadir un paso anterior: aspirar. Tras un viaje a la playa lo normal es que la maleta tenga arena. Para quitarla lo mejor es sacudirla y, con un aspirador pequeño, limpiar su interior.

Cómo limpiar la maleta por fuera

 

Para limpiar la maleta por el exterior hay que tener en cuenta el material de la misma. Si esta es rígida, como las de polipropileno o policarbonato, lo conveniente es limpiarlas con un paño humedecido en una solución de agua tibia y jabón, para posteriormente retirar el exceso de producto con otro que no lleve jabón.

Las maletas blandas o de materiales textiles lo mejor es utilizar un cepillo de cerdas suaves y utilizar la misma solución líquida de agua con jabón o detergente. En este caso debemos frotar bien, aclarar dejar secar al aire (evitar el sol directo).

Listo, ya lo tienes todo a punto para las vacaciones. La limpieza tan importante es antes de partir como al regresar, ¡así que toma nota! 

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO