factura declaración renta

Cómo reclamar una factura excesiva de la luz y del gas

Nuria Serena

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha informado de que
algunas eléctricas han aprovechado la entrada de los nuevos peajes eléctricos y las nuevas tarifas el pasado 1 de junio para hinchar la factura de la luz: «hay un número de comercializadoras eléctricas que, añadido a la variación en el componente regulado (peajes), han repercutido un incremento en el coste del término de energía medio facturado, una subida de hasta un 30% más a la que correspondería«.

Las organizaciones de consumidores, entre ellas, OCU y FACUA han reclamado a la CNMC que haga públicos los nombres de las empresas que han incurrido en esta práctica ilegal para que el cliente pueda reclamar y conocer que le han cobrado de más.

«Se trata de un fraude masivo y es completamente inaceptable», asegura Rubén Sánchez portavoz de FACUA, que adelanta que más tarde o más temprano podrán desvelar a los ciudadanos el nombre de las compañías que han infringido la ley.


Si eres uno de los estafados ¿cómo puedes reclamar este cobro indebido de tu factura?

Temes el día en que te llegue la factura de la luz y sabes que la compañía que tienes contratada es una de las que ha participado en la estafa. ¿Qué haces si efectivamente compruebas que al llegar tu factura el importe presenta ese incremento ilegal?

  1. En primer lugar, debes contactar con la comercializadora y pedir una explicación, por si hubiera habido algún error de facturación.
  2. A continuación, si la gestión ha sido infructuosa, pon una reclamación al servicio de atención al cliente
  3. Hazlo siempre por escrito, a través de carta certificada. Así te aseguras de que su recepción ya que deben firmar un acuse de recibo.
  4. La compañía deberá entregarte el número de referencia de dicha reclamación, bien por mail o través del teléfono de contacto que posea en su base de datos. Pero no solo eso: recibirás también un justificante -siempre por escrito- de dicha reclamación.
  5. La empresa deberá tener una respuesta a tu reclamación en un plazo de 30 días, máximo. En caso de que no lo hagan, deberás personarte en uno de los organismos oficiales de consumo de tu localidad: la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), cuya finalidad es informar al ciudadano y mediar entre este y la comercializadora
  6. Si la respuesta que obtienes de la compañía no te satisface, acude también a Consumo y presenta una nueva reclamación justificando los pasos anteriormente dados.
  7. La OMIC aportará la resolución correspondiente en un plazo máximo de 6 meses.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO