Estas son las nueces que puedes comer al día sin engordar

Sus propiedades nutricionales hacen que sean de los frutos secos más consumidos

anamas

Las nueces son los frutos secos que más se consumen por las grandes propiedades nutricionales que contienen. La ingesta en España se ha incrementado en los últimos años, siendo en la actualidad  de tres cuartos kilos por persona al año, esto es un índice alto que le convierte en el fruto seco favorito de los españoles.

Y es que sus propiedades son muchas, treinta gramos de nueces contienen 180 calorías, 18 gramos de grasas, 4 gramos de proteínas, 4 gramos de carbohidratos, 2 gramos de fibra. Además son una gran  fuente de omega 3 y omega 6 y aportan minerales y vitaminas. Las grasas que contienen son monoinsaturadas y poliinsaturadas, consideradas “grasas buenas” y  tienen efecto saciante.

Son buenas para  el sistema cardiovascular y el sistema inmunitario, favorecen la eliminación de los radicales libres que provocan el envejecimiento, por lo que mejoran la piel, la memoria y todas las funciones cerebrales.

Nueces, ¿cual es el límite para no engordar?

Sin embargo, que tengan todas estas virtudes no significa que podamos comer todas las que queramos sin engordar. Si comemos demasiadas corremos el riesgo de estar ingiriendo demasiadas calorías y aumentemos de peso. Esto no significa que engorden, sino que si se consumen en exceso, cómo la mayoría de los alimentos engordan.

La cantidad permitida de nueces para no engordar es  unas ocho nueces al día para una persona con una actividad física normal, si eres deportista o tu trabajo exige un gran desempeño físico no habrá problema en que esa ingesta sea mayor, incluso puede venirte bien para aportarte una energía extra.

Si las tomas entre comidas, para merendar o en un momento de descanso en el trabajo, eso si en las cantidades recomendadas, notarás sus efectos en diez días, por el momento en tu peso, ya que el consumo de frutos secos en general se ha asociado con un menor aumento de peso a largo plazo.

La investigación en BMJ, encontró que aquellas personas que sustituían productos poco saludables cómo  las patatas fritas, por media porción diaria de frutos secos mostraban menor riesgo de engordar 2 o más kilos durante un período de 4 años. Es más, del estudio se dedujo que se reducía en un quince por ciento el riesgo de padecer obesidad cuando la mitad de esa porción diaria correspondía a nueces.

Algo que podría deberse a su alto contenido en fibra que favorece la sensación de saciedad.