Rostro dibujado para evitar las arrugas

Full Face, el tratamiento de moda para el rostro

anamas

La cara es nuestra carta de presentación pero con el paso de los años es inevitable que cambie de aspecto, perdemos elastina, colágeno y ácido hialurónico y esto provoca arrugas,  flacidez y además desdibuja el óvalo facial dando lugar a un rostro con apariencia cansada y triste.

Aquí es donde entra en juego el Full Face, la medicina estética en general y este tipo de tratamientos en particular pueden mejorar el envejecimiento de nuestro rostro pero además el bienestar psicológico de la persona.

Full Face: qué es

 

En declaraciones a la revista Telva el doctor Juan Ribas explica en qué consiste este tipo de tratamiento: «Mediante el tratamiento Full Face se consigue recuperar el volumen y el reposicionamiento de las diferentes áreas faciales afectadas».

Rostro de una mujer sonriendo

Full Face («cara llena») consiste en tratar el rostro en su globalidad, en busca de un aspecto más vital y radiante: «Cuando se utilizan los productos adecuados según la zona a tratar, Full Face permite corregir de forma inmediata y natural esas áreas anatómicas responsables del aspecto más envejecido del rostro», explica el doctor.

Está indicado para pacientes entre 42 y 55 años que no tengan mucha flacidez y sus efectos duran entre quince y dieciocho meses.

El primer paso, como siempre, es ponerse en manos de un especialista que nos de confianza, para que analice de manera personalizada nuestro rostro y determine qué signos de la edad se pueden corregir (arrugas de expresión, pérdida de volumen, bolsas y ojeras, flacidez, arrugas de la comisura de la boca y patas de gallo entre otras).

MÁS SOBRE: