Joaquín Sabina: ¡Feliz cumpleaños, maestro!

Nuria Serena
Archivado en: Joaquín Sabina  •  

Joaquín Sabina nació en Úbeda, Jaén un 12 de febrero de 1949. A sus 72 años ya es una leyenda, un mito para muchos, la memoria sonora de varias generaciones. Incombustible, incansable, indomable: Sabina es como un trébol de cuatro hojas para la historia de la música y nosotros tenemos la suerte de haberlo encontrado

Hoy Joaquín cumple 70 + 2 , recién casado en los papeles como quién dice, pero enamorado como siempre de la vida -ya advirtió que 2021 empezaba raro «Joaquín Sabina se casa y Enrique Ponce se divorcia, bromeaba«-. Y desde Cadena Dial queremos desearle un feliz cumpleaños, enviarle un abrazo virtual y desear «larga vida al maestro»

Muchas Felicidades

 

Y para disfrutarle en la cercanía, nada mejor que hacerlo con algunas de sus canciones…. letra y música, para que puedas acompañarle

¿Quién me ha robado el mes de abril?

 

 

 

¿Quién me ha robado el mes de abril?

En la posada del fracaso
Donde no hay consuelo ni ascensor
El desamparo y la humedad
Comparten colchón
Y cuando por la calle pasa
La vida como un huracán
El hombre del traje gris
Saca un sucio calendario del bolsillo
Y grita
Quién me ha robado el mes de abril
Cómo pudo sucederme a mí
Quién me ha robado el mes de abril
Lo guardaba en el cajón
Donde guardo el corazón
La chica de bup casi todas
Las asignaturas suspendió
El curso que preñada
Aquel chaval la dejó
Y cuando en la pizarra pasa
Lista el profe de latín
Lágrimas de desamor
Ruedan por las páginas de un bloc
Y en el escribe
Quién me ha robado el mes de abril
Cómo pudo sucederme a mí
Pero, quién me ha robado el mes de abril
Lo guardaba en el cajón
Donde guardo el corazón
El marido de mi madre
En el último tren se marchó
Con una peluquera
Veinte años menor
Y cuando exhiben esas risas
De instamatic en parís
Derrotada en el sillón
Se marchita viendo falconcrest
Mi vieja, y piensa,
Quién me ha robado el mes de abril
Cómo pudo sucederme a mí
Quién me ha robado el mes de abril
Lo guardaba en el cajón
Donde guardo el corazón

Así estoy yo sin ti

 

Así estoy yo sin ti

Joaquín Sabina
Extraño como un pato en el Manzanares
Torpe como un suicida sin vocación
Absurdo como un belga por soleares
Vacío como una isla sin Robinson
Oscuro como un túnel sin tren expreso
Negro como los ángeles de Machín
Febril como la carta de amor de un preso
Así estoy yo
Así estoy yo, sin ti
Perdido como un quinto en día de permiso
Como un santo sin paraíso
Como el ojo del maniquí
Huraño como un dandi con lamparones
Como un barco sin polizones
Así estoy yo sin ti
Más triste que un torero
Al otro lado del telón de acero
Así estoy yo
Así estoy yo
Así estoy yo, sin ti
Vencido como un viejo que pierde al tute
Lascivo como el beso del coronel
Furtivo como el Lute, cuando era el Lute
Inquieto como un párroco en un burdel
Errante como un taxi por el desierto
Quemado como el cielo de Chernóbil
Solo como un poeta en el aeropuerto
Así estoy yo
Así estoy yo, sin ti
Inútil como un sello por triplicado
Como el semen de los ahorcados
Como el libro del porvenir
Violento como un niño sin cumpleaños
Como el perfume del desengaño
Así estoy yo sin ti
Más triste que un torero
Al otro lado del telón de acero
Así estoy yo
Así estoy yo
Así estoy yo, sin ti
Amargo como el vino del exiliado
Como el domingo del jubilado
Como una boda por lo civil
Macabro como el vientre de los misiles
Como un pájaro en un desfile
Así estoy yo sin ti
Más triste que un torero
Al otro lado del telón de acero
Así estoy yo
Así estoy yo
Así estoy yo, sin ti

Contigo

 

Contigo

Yo no quiero un amor civilizado,
Con recibos y escena del sofá
Yo no quiero que viajes al pasado
Y vuelvas del mercado con ganas de llorar.
Yo no quiero vecinas con pucheros
Yo no quiero sembrar ni compartir
Yo no quiero catorce de febrero
Ni cumpleaños feliz.
Yo no quiero cargar con tus maletas
Yo no quiero que elijas mi champú;
Yo no quiero mudarme de planeta,
Cortarme la coleta, brindar a tu salud.
Yo no quiero domingos por la tarde
Yo no quiero columpio en el jardín
Lo que yo quiero corazón cobarde
Es que mueras por mi.
Y morirme contigo si te matas,
Y matarme contigo si te mueres
Porque el amor cuando no muere mata
Porque amores que matan, nunca mueren.
Yo no quiero juntar para mañana,
No me pidas llegar a fin de mes;
Yo no quiero comerme una manzana dos veces por semana,
Sin ganas de comer.
Yo no quiero calor de invernadero;
Yo no quiero besar tu cicatriz
Yo no quiero París con aguacero
Ni Venecia sin ti.
No me esperes a las doce en el juzgado
No me digas «Volvamos a empezar»
No yo quiero ni libre ni ocupado,
Ni carne ni pecado, ni orgullo ni piedad.
Yo no quiero saber porque lo hiciste
Yo no quiero contigo ni sin ti
Lo que yo quiero muchacha de ojos tristes,
Es que mueras por mi.
Y morirme contigo si te matas,
Y matarme contigo si te mueres
Porque el amor cuando no muere mata
Porque amores que matan, nunca mueren.
Y morirme contigo si te matas,
Y matarme contigo si te mueres
Porque el amor cuando no muere mata
Porque amores que matan, nunca mueren
Porque amores que matan, nunca mueren
Y morirme contigo si te matas

Princesa

 

 

Princesa

Joaquín Sabina, Viceversa
Entre la cirrosis y la sobredosis
Andas siempre, muñeca
Con tu sucia camisa
Y en lugar de sonrisa, una especie de mueca
¿Cómo no imaginarte?
¿Cómo no recordarte?
Hace apenas dos años
Cuando eras la princesa
De la boca de fresa
Cuando tenías aún esa forma de hacerme daño
Ahora es demasiado tarde, princesa
Búscate otro perro
Que te ladre, princesa
Maldito sea el gurú
Que levantó entre tú y yo, un silencio oscuro
Del que ya solo sales
Para decirme, vale, déjame veinte duros
Ya no te tengo miedo, nena
Pero no puedo seguirte en tu viaje
¿Cuántas veces hubiera dado la vida entera?
Porque tú me pidieras llevarte el equipaje
Ahora es demasiado tarde, princesa
Búscate otro perro
Que te ladre, princesa
Tú que sembraste en todas
Las islas de la moda, las flores de tu gracia
¿Cómo no ibas a verte?
Envuelta en una muerte con asalto a farmacia
¿Con qué ley condenarte?
Si somos juez y parte, todos de tus andanzas
Sigue con tus movidas, nena
Pero no pidas, que me pase la vida pagándote fianzas
Ahora es demasiado tarde, princesa
Búscate otro perro
Que te ladre, princesa
No ves que ahora es demasiado tarde, princesa
Búscate otro perro
Que te ladre, princesa
Mira
Ahora es demasiado tarde, princesa
Búscate otro perro
Que te ladre, princesa
Ahora es demasiado tarde, princesa
Búscate otro perro
Que te ladre, princesa

MÁS SOBRE: