La Isla de las Tentaciones vive su primer plantón en una ‘Hoguera de Confrontación’

Nico no apareció

Alvi Ferrante

La Isla De Las Tentaciones no nos da tregua. Las parejas y solteros han ido a darlo todo, sin dar un paso atrás y nosotros, mientras tanto, aplaudimos con las orejas.

Gal·la estaba muy preocupada por los comportamientos de su pareja, Nico, con alguna de las solteras De la Villa. Así que, la concursante (manteniendo alguna pequeña esperanza) pidió a la organización del programa una hoguera de confrontación.

Si no sabes de qué se trata, te lo explico: cuando un concursante de La Isla De Las Tentaciones ve que su novio/novia se está pasando siete pueblos, tiene la opción de pedir una hoguera. En está, la pareja se enfrentará y hablará de los temas candentes.


Eso sí, la hoguera no tiene por qué celebrarse. El convocado tiene hasta el último momento para declinar la invitación y no aparecer entre las llamas de fuego.

La Isla De Las Tentaciones vive un episodio inédito

Dicho y hecho. Gal·la, tras ver el comportamiento de su novio con una de las solteras, Miriam exigía a Sandra Barneda su cacho de discusión frente las cámaras.

La presentadora, muy obediente llevó el recado al futbolista que, nada más saber la petición de su novia, se venía abajo. ¡Vaya! ¿Sorprendido? ¿En serio? Bueno…que se lo crea quien quiera, yo no.

Los compañeros de Villa, afortunadamente, arroparon a su compañero y le animaron a ir y enfrentarse a la situación. Sin embargo, Nico, valiente en el campo de fútbol, pero no en su relación, escondía el rabo y decidía no acudir por no sentirse preparado. Prefería dejar todo para el final de la experiencia. Así ya, de perdidos al río y que nadie de corte el rollo, di que sí.

Gal·la, sorprendida pero no abatida: la inmediata reacción de la joven

El programa siempre procura hacerse el interesante durante unos segundos y mantener la intriga. Pero nada, Nico se quedó a buen resguardo en la villa. Gal·la, que recibió la ausencia con sorpresa, se mantuvo en un tono sereno y seguro.

La joven definió a su novio de tres años como cobarde y poco hombre: «Sabe que, si viene aquí, se le van a caer los pantalones. Es tan cobarde que no lo sabe ni él mismo. Estoy flipando».

Gal·la no se iba a quedar atrás. El mensaje de su novio le quedó claro: todavía somos pareja. En el encuentro final veremos qué pasa: «Va a tener miedo de perderme, voy a llevar mi relación al límite. Me lo voy a pasar bien». Y sí que la llevó al límite. Esa misma noche, la joven catalana besaba a Miguel, uno de los tentadores que le hacía tilín, y decidían pasar la noche juntos.

CONTENIDO PATROCINADO