Noticia

La Oreja de Van Gogh, Mikel Erentxun, Álex Ubago y Amaia Montero, ¿por qué están de celebración hoy 20 de enero?

20/01/2021, a las 13:15

la oreja de van gogh nuevo disco abrázame lodvg


La Oreja de Van Gogh, Mikel Erentxun, Álex Ubago y otros músicos donostiarras han querido hace de este 20 de enero tan atípico un día para recordar. Han unido sus voces para interpretar la marcha de San Sebastián con motivo de la celebración de la tamborrada en el día de la tierra que les vio nacer.

El Diario vasco publica un adelanto con las primeras imágenes de esta grabación. ¡Mira!

 

Amaia Montero se suma a la fiesta

 

También Amaia Montero ha querido desear a sus paisanos una feliz jornada. Lo ha hecho en redes sociales. Ha posteado en Instagram un vídeo animado que muestra a una mujer huyendo en un tren y con cierto parecido a ella. Quizá las imágenes hacen alusión a la letra de una de las canciones de mayor éxito de La Oreja de Van Gogh, titulada precisamente 20 de Enero.

 

¿Qué se celebra el Día de San Sebastián?

Cada 20 de enero se celebra en Donosti la fiesta de San Sebastián, el día grande de esa maravillosa ciudad.

Este año su alcalde, Eneko Goia, ha pedido vivir una fiesta en casa, sin ruido ni tambores, tras izar la bandera en una plaza de la Constitución vacía.

Este año no se celebrarán actos festivos y multitudinarios a consecuencia de la pandemia del Coronavirus, pero el Ayuntamiento ha organizado varias actividades para que quien lo desee pueda celebrar el día respetando las medidas de seguridad y desde casa.

Las tamborradas serán simbólicas, los balcones se teñirán de blanquiazul y la entrega de la bandera al Hospital Donostia como homenaje al personal sanitario será el principal acto del día.

¿Quién fue San Sebastián?

Mártir, patrono de arqueros, soldados y atletas, su nombre significa “digno de respeto, venerable”.

Sebastián nació hacia el año 256 en Roma. De carrera militar, fue jefe de la cohorte de la guardia imperial romana por su fuerza, arrojo y astucia.

Sin embargo, se convirtió y abrazó la causa de Cristo, probablemente conmovido por el testimonio de tantos mártires.

Consciente del sufrimiento de sus hermanos cristianos perseguidos, aprovechó su cargo militar para protegerlos y ayudar, en especial, a los que caían prisioneros. Durante algún tiempo Sebastián logró su cometido gracias a que mantuvo en secreto su fe. Sin embargo, fue traicionado y denunciado.

No aceptó el trato de Maximino -máxima autoridad imperial junto a Diocleciano- de obtener el perdón a cambio de su renuncia a la fe. Entonces fue degradado, castigado y condenado a morir atravesado por las flechas.

San Sebastián fue ejecutado en el año 288 y su cuerpo enterrado en un sepulcro dentro de las catacumbas de la vía Apia en Roma.

 

20 de enero, letra

 

Pensé que era un buen momento
Por fin se hacía realidad
Tanto oí hablar de tu silencio
Dicen que te arrastra como el mar
Llené de libros mi maleta
También de fotos tuyas de antes
Dibujé tu sonrisa junto a la mía
Me dormí con tu abrigo en el sofá
Quiero estar a tu lado
Quiero mirarte y sentir
Quiero perderme esperando
Yo quiero quererte o morir
En el momento que vi tu mirada
Buscando mi cara
La madrugada del veinte de enero
Saliendo del tren
Me pregunté: ¿qué sería sin ti el resto de mi vida?
Y desde entonces te quiero
Te adoro y te vuelvo a querer
Cogí un tren que no dormía
Y vi tu cara en un cristal
Era un reflejo del sol de medio día
Era un poema de amor para viajar
Quiero estar a tu lado
Quiero mirarte y sentir
Quiero perderme esperando
Yo quiero quererte o morir
En el momento que vi tu mirada
Buscando mi cara
La madrugada del veinte de enero
Saliendo del tren
Me pregunté: ¿qué sería sin ti el resto de mi vida?
Y desde entonces te quiero
Te adoro y te vuelvo a querer
Te perdí y no te perderé
Nunca más te dejaré
Te busqué muy lejos de aquí
Te encontré pensando en mí
En el momento que vi tu mirada
Buscando mi cara
La madrugada del veinte de enero
Saliendo del tren
Me pregunté: ¿qué sería sin ti el resto de mi vida?
Y desde entonces te quiero
Te adoro y te vuelvo a querer

MÁS SOBRE:

Webs de PRISA

cerrar ventana