Rocio Carrasco y Pedro Sánchez

La razón por la que Pedro Sánchez habría llamado a Rocío Carrasco

Noelia Bertol

La serie documental Rocío, contar la verdad para seguir viva, continúa dando que hablar con cada emisión. Desde que viera su estreno a finales de marzo, el testimonio de Rocío Carrasco rápidamente se convirtió en referente de la lucha contra la violencia de género. Tanto es así, que algunos rostros conocidos de la política en nuestro país como Irene Montero o Rocío Monasterio se manifestaron al respecto.

Ahora el presidente del Gobierno también ha dado un paso hacia adelante en este tema que tiene dividido a los ciudadanos y, lo que es más importante, puede suponer nuevamente la apertura del caso en términos judiciales.

Tal y como desveló el pasado viernes María Teresa Campos en Sálvame Deluxe, esta había recibido una llamada de una persona cercana al presidente que le solicitaba el número de Rocío Carrasco para poder hablar con ella tras haber escuchado su testimonio.


Esta llamada de Pedro Sánchez a Rocío Carrasco llegó a producirse, según María Teresa Campos: «Luego yo hablé con Rocío y supe que han hablado«.

Es un tema que ha puesto patas arriba la crónica social y muchos son los interesados en conocer el contenido de esa conversación. No obstante, desde El Confidencial Digital manifiestan que existe una «inquietud» en Moncloa porque esto llegue a suceder, pues podría comprometer al presidente del Gobierno al haberse posicionado a favor de Rocío Carrasco en un hecho que judicialmente aún no está cerrado.

Un desayuno en Moncloa

 

Desde el programa de radio Es la mañana de Federico daban a conocer el motivo por el que Pedro Sánchez se habría puesto en contacto con Rocío Carrasco, que no sería otro que invitarla a desayunar en Moncloa, oferta que la hija de Rocío Jurado habría declinado.

Parece que desde Moncloa se está intentando proteger la privacidad de la conversación, contactando con periodistas y pidiendo a estos que no hagan públicos detalles de la misma, que pertenecen al ámbito privado del presidente.

Este teme ser señalado como ya lo ha sido antes la ministra de Igualdad, Irene Montero, quien tras manifestarse públicamente a favor de Rocío Carrasco fue denunciada por algunas asociaciones de violencia de género por culpabilizar a Antonio David de un hecho por el que de momento no se le ha juzgado. 

 

 

MÁS SOBRE: