Artículo

Cómo limpiar una botella por dentro para poder reutilizarla

La sal, el vinagre y el arroz pueden servirte para acabar con los residuos del fondo

anamas

Si te gusta tener siempre agua fría en la nevera, habrás notado que con  el tiempo y el uso la suciedad y los residuos se van acumulando en el fondo de tu botella. Una suciedad que en la mayoría de los casos no nos vemos capaces de eliminar. Sin embargo hay algunas formas de hacerlo, te las contamos.

El uso de botellas de cristal está muy recomendado para contribuir al cuidado del medio ambiente y también para ahorrar dinero, ya que hará que consumamos menos plástico. Eso si procura mantenerla limpia, te contamos cómo hacerlo, no necesitas aparatos y productos imposibles.

Una manera de hacerlo es usando arroz y detergente, necesitarás un embudo, un poco de arroz y lavavajillas líquido. Coloca el embudo en la botella y añade el arroz de forma que caiga en el fondo del recipiente, echa agua caliente hasta la mitad más o menos, añade el lavavajillas, tapa y agita la botella, el arroz desprenderá la suciedad de las paredes. Por último vacía el contenido y enjuágala.

Cómo limpiar una botella por dentro, más formas

El vinagre es un potente limpiador también para tu botella. Para ello diluye un poco de vinagre en agua y caliéntalo. Llena la botella de agua y ponla dentro de la olla para que no flote, ponla a calentar sin que hierva, luego déjala en remojo una noche, la mezcla del agua y el vinagre hará que se eliminen los residuos. Sácala de la olla y vacíala, aclara y notarás la diferencia.

Aunque sin duda el método más convencional es usar un cepillo especial para botellas, también podrás utilizar un limpiabiberones. Para ello añade un poco de lavavajillas y agua tibia hasta la mitad, luego mete el cepillo y frota presionando los lados de la botella de arriba a abajo, vacíala y enjuágala.

La sal es también un potente limpiador en estos casos, para ello llena con ayuda de un embudo la botella con unos dos centímetros y medio de sal, añade agua tibia hasta que se forme una pasta. Cierra la botella y agítala, vacía el contenido y enjuaga con agua tibia. La dejarás reluciente.

 

MÁS SOBRE: