Los trucos para teñirte en casa cómo una auténtica profesional

anamas

Te damos las claves para que teñirte en casa no sea un suplicio y lo hagas de manera limpia, cómoda y lo más rápido posible. ¡Es muy sencillo pero debes seguir las siguientes pautas para no que te quede perfecto!.

Son pasos muy importantes para evitar sustos y desastres capilares que tengan difícil arreglo. ¿Te animas a teñirte tu sola? ¡Vamos!

Prueba de alergia  y guantes

Lo primero que debes hacer si nunca te has teñido en casa es comprobar que no eres alérgica al tinte. Para ello aplica una gota de tinte detrás de la oreja y déjalo actuar unos diez minutos, si ves que te pica o que la zona se enrojece no utilices el tinte.

Una vez que estés segura de que no eres alérgica hazte con unos guantes de látex o de plástico fino (suelen venir junto con el tinte), para aplicártelo. La piel de las manos es especialmente sensible y si te manchas las uñas de tinte será complicado quitarlo.

Protege tu frente, orejas y nuca con aceite

Antes de teñirte ponte crema hidratante o aceite por la zona del nacimiento del pelo (frente, nuca y detrás de las orejas), para evitar que se te manche la piel.

Además es mejor que te apliques el tinte un par de días después de haberte lavado el pelo, así tendrá la grasa natural del cuero cabelludo que hace de barrera de protección.

Aplica el tinte con un orden y déjalo el tiempo exacto

 

Si te lo aplicas a brochazos sin ningún orden lo más probable es que te dejes zonas sin cubrir.

Lo mejor es hacer una raya en medio e ir abriendo el cabello con un peine aplicando el tinte con una brocha y ligeros toques, sin arrastrar el producto y sólo en la raíz.

No te dejes el tinte puesto más del tiempo necesario, lo normal suele ser unos veinte minutos en la raiz  y luego pasar a puntas otros diez minutos. Si te excedes o te quedas corta corres el riesgo de que el color sea muy diferente al deseado.

Lávalo con champú especial y aplícate suavizante

mujer melena pelo aceite canas

Lava tu cabello con un champú sin sulfatos ni parabenos, así mantendrás su salud y conservarás el color.

Después de lavarlo aplica el acondicionador que suele venir con el tinte ya que su fórmula está pensada para fijar el color. Aplícalo después de enjuagar el tinte, así evitarás que el cabello quede seco. En los siguientes lavados sigue utilizando acondicionador para cabello teñido que te ayudará a que el tinte dure más.

MÁS SOBRE: