edredón, nórdico

¿Conoces el método del burrito para colocar el edredón?

Una forma sencilla de poner la funda nórdica en tu cama

anamas

Con la llegada de los primeros fríos seguro que ya has sacado toda tu «artillería pesada» contra el mismo, pijamas abrigaditos y nórdicos con sus respectivas fundas incluidos. Pero, ¿sabes poner bien la funda nórdica en la cama y que no queden arrugas?. Hay muchos trucos pero sin duda uno de los más eficaces es el método del burrito.

Empieza colocando sobre la cama la funda nórdica del revés , esto es con las costuras por fuera y dejando la parte de los botones hacia los pies de la cama.Después colocamos encima el relleno de la funda con las esquinas lo más alineadas posible con las de la funda. Luego enrolla la funda y el relleno juntos desde el cabecero de la cama hasta los pies, como si fuera un burrito, hasta la apertura de la funda.

Una vez que esté enrollado coge la parte superior de la funda nórdica junto con el relleno y con la otra mano, mete la parte inferior de la funda por debajo del rollo, hasta cubrirlo y llegar a la parte superior donde está la funda y el relleno juntos. Por último desenróllalo en el sentido contrario y estirando desde los pies de la cama al cabecero. Cierra la funda y sacude las esquinas y los lados para dejarla sin arrugas.

El método del burrito no es el único

Pero el del burrito no es el único método para poner perfectamente la funda a tu nórdico.. Hay otros métodos, cómo el de las pinzas, que consiste en  colocar la funda sobre la cama, dada la vuelta y con la abertura mirando al cabecero. Después poner encima el edredón y meter mano por dentro de la funda por la abertura hasta llegar a una punta, para terminar juntando con el extremo  correspondiente del edredón y fijando cada una de las cuatro puntas con las manos.

En cuanto al lavado de tu edredón debes tener en cuenta algunas cosas:

  • Antes de lavarlo es importante comprobar que no tenga agujeros por los que se puedan salir las plumas.
  • No lo metas a presión en la lavadora y mira antes la etiqueta con las indicaciones de lavado, sobre todo si es de plumas. La mayoría se pueden lavar hasta a 60 grados.
  • La temperatura es muy importante, ya que una temperatura alta acaba con los ácaros, si la etiqueta no indica nada, lávalo en agua fría.
  • Ten en cuenta el tamaño del tambor de tu lavadora y el del edredón, si tu lavadora es de las pequeñas (seis o siete kilos de carga), mejor llévalo a la tintorería. Si tu edredón es muy grande sólo podrás lavarlo en lavadoras de carga superior, esto es ocho kilos o más.