Así puedes quitar un chicle de la ropa

Este tipo de manchas suelen ser un engorro, te contamos cómo limpiarlo

anamas

A todos alguna vez en la vida se nos ha quedado pegado un chicle en la ropa. Pero que no cunda el pánico, hay trucos fáciles para quitarlos tú misma en casa sin tener que llevarla a la tintorería.  

El primero de ellos es meter la ropa manchada en una bolsa de plástico con el chicle mirando hacia arriba, meterlo en el congelador y esperar dos o tres horas.  Después quita el chicle con un cuchillo o un raspador de vitrocerámica y los restos que queden con un poco de quitamanchas. Luego a la lavadora y listo. 

El vinagre puede ayudarte también, para ello echa vinagre hirviendo sobre el chicle (con cuidado),  frota con un cepillo de dientes, después mételo en la lavadora. 

Otros métodos para quitar un chicle de la ropa

Otra forma de quitar un chicle pegado es poner la prenda durante un minuto en un barreño con agua muy caliente. Después frotar con un cepillo de dientes o una esponja y de nuevo aplicar quitamanchas antes de meterlo en la lavadora. 

Además de para planchar la ropa, tu plancha puede servirte para este cometido, para ello caliéntala  a temperatura media. Pon un cartón o papel del horno encima y plancha la prenda por la parte posterior. El calor hará que el chicle salga. Después mete la prenda en la lavadora. 

Por último el alcohol puede ayudarte también, para ello echa un chorro sobre el chicle y déjalo actuar unos minutos, luego frota con una esponja y mételo en la lavadora. 

Otras manchas complicadas de quitar cuando se secan son las de chocolate, puedes eliminarlas de dos formas, en un vaso de agua añade una cucharada de amoniaco (10 ml.) y aplica sobre la manchas, deja que actúe veinte minutos y cepilla, luego lava la prenda. 

Si la mancha es reciente, puedes usar agua con gas dejando que actúe veinte minutos y lavar. Esto en el caso de las prendas blancas. 

Si son oscuras vierte dos  tazas de agua en una palangana y  añade una cucharada de amoniaco (10ml). Humedece un trapo limpio con la mezcla y  aplica sobre la mancha con suavidad. Luego lava la prenda en la lavadora. 

Además el bicarbonato es un ingrediente excelente contra las manchas difíciles de sacar, lo mejor es hacer una mezcla con cinco cucharadas de bicarbonato y  dos cucharadas de agua. Forma una pasta y frota las manchas con un cepillito o un trapo, después lávala de la forma habitual y habrás acabado con ella.