Raquel del Rosario muestra el rostro de su hijo tras el ataque del puma

La cantante salvó al pequeño de las garras del animal salvaje

Ana Pérez
Archivado en: El Sueño de Morfeo  •   Raquel del Rosario  •  

El pasado mes de agosto, el hijo de Raquel del Rosario fue atacado por un puma en el jardín de su propia casa de California. La cantante no dudó en salvarle la vida cuando se abalanzó sobre el animal. Pasado el tiempo, muestra las cicatrices que le han quedado en el rostro.

La artista relató a través de una publicación de Instagram que semanas atrás había intervenido en el ataque del puma hacia su pequeño de 5 años. El niño habría salido de casa para buscar fruta al jardín y fue sorprendido por el ataque de un puma.

«En milésimas de segundo», como relata la vocalista de El Sueño de Morfeo, corrió hacia él y apartó al animal de un puñetazo. «Mi corazón se rompió por completo cuando le vi salir de la cirugía. Toda la fuerza que aquella mañana me había invadido se esfumó dejándome completamente indefensa ante un dolor que desconocía por completo. Me invadió el miedo», recordaba del Rosario.


Junto al testimonio, había una fotografía en la que se podía ver la espalda del niño con arañazos.

También puedes leer:

Raquel del Rosario confiesa su lucha interna tras una etapa de turbulencias

Pedro Castro a Raquel del Rosario, un amor que ha vencido dificultades: «Agradecido por el Ángel que apareció en nuestras vidas para mostrarnos que nuestra luz se estaba apagando»

Rememoramos a El Sueño de Morfeo y sus mejores éxitos

La instantánea del rostro del hijo de Raquel del Rosario

Casi cuatro meses después del ataque, las secuelas son evidentes. Raquel publicó una imagen en la que se apreciaban algunas marcas en la cara de Mael, «el eterno e irremediable amante de los animales», como narra su madre.

INSTAGRAM

El suceso conmocionó a todo el mundo, pero afortunadamente, el pequeño se recuperó sin problemas y no presenta ningún miedo hacia los animales. «Si alguien me hubiese dicho en ese momento viendo su estado, que tres días después saldría corriendo del hospital jamás lo hubiese creído. ‘Mami, ya no voy a volver a por la fruta para que no se enfade el tigre’, me dijo después de dejarle un recipiente con agua en la puerta a modo de disculpa. Sin palabras», añadió la cantante en la publicación del suceso.

MÁS SOBRE: