Mujer rompe fotografía de expareja

Siete señales que revelan si realmente has superado a tu ex

Noelia Bertol

El amor a veces se acaba e inevitablemente los miembros de la pareja deben continuar su camino por separado. No obstante, siempre hay un proceso de duelo. Para unos llega antes, para otros después, pero lo reconoces porque sientes que está todo perdido y que tu vida no va a ser la misma tras el fin de esa relación.

No le quitas el ojo a esa persona con la que tantos momentos has compartido y a veces incluso se crea una especie de «guerra» insana por ver quién es capaz de reconstruir su vida amorosa antes. Solo el tiempo cura las heridas y la cicatriz del alma nos ayuda a recordar lo que aprendimos de esa experiencia.

¿Crees que ya has superado a tu ex? Si lo dudas, o conoces a alguien que piensa que esa persona ya es cosa del pasado, sométele a las siete claves que demuestran si verdaderamente ha pasado página. ¡Es hora de comenzar a escribir una nueva historia! 

 

1. Ya no controlas sus movimientos en redes sociales 

mujer utilizando un móvil

Las redes sociales son una pieza fundamental cuando una relación termina. A veces los miembros de la pareja borran las fotos que tenían con el otro, se dejan de seguir o incluso se bloquean.

Sin embargo, sabemos cuán difícil es desconectar por completo de alguien que ha sido fundamental en tu día a día. Por eso, lo normal es que al principio te pique la curiosidad de ver qué comparte en sus redes, quizá esperando encontrar algún guiño a vuestra relación.

No obstante, sabrás que has superado a esa persona cuando ya no te interese saber de todos y cada uno de sus movimientos. ¿Se ha comprado un coche? Bien por é/ella. ¿Ha encontrado un nuevo trabajo? Pues mira que bien. 

No se trata de desearle el mal, ni tampoco mostrar una alegría que verdaderamente no sientes, simplemente es indiferencia.

2. Ya no le guardas rencor 

 

Puede que la relación terminara de forma tormentosa. La mayoría de las relaciones llegan a su fin por problemas o diferencias entre los miembros.

Si este es tu caso, aunque no lo creas, llegará el día en el que no le guardes el más mínimo rencor. Quizá hasta llegaréis a cruzaros por la calle y saludaros cordialmente. Eso es crecer y avanzar. Lo otro es signo de que aún hay mucho por hacer. 

3. Ya no preguntas por él a sus amigos o familiares 

 

En relaciones largas, sobre todo, cortar con tu pareja supone también cortar con sus familiares y amigos. Con algunos puede que sigas manteniendo contacto, pero no será nada sano si cada vez que hablas con ellos es para preguntarles por tu ex.

¿Cómo le va todo? ¿Qué tal está? Si habéis terminado bien, podrás preguntárselo tú mismo. Si no es así, lo único que quieres es sacar información, lo que tampoco es sano para ti.

4. Ya no miras vuestras fotos con nostalgia

 

Si todavía te sorprendes buceando en la galería del móvil para ver las fotos de aquel viaje que hicisteis juntos o la cena romántica que preparasteis aquel San Valentín, te queda camino por recorrer.

Esos momentos forman parte de tu pasado. Sí, explican quién eres hoy y algunos fueron muy felices, pero ya es hora de quitarse esa pulsera con su inicial y sacar de la cartera su foto de carnet.

5. Valoras lo aprendido 

 

Llegados hasta aquí, te has dado cuenta de que esa relación te trajo momentos bonitos, pero también muchos dolores de cabeza. Ya sabes que eso jamás habría llegado a buen puerto, que es mejor así y, sobre todo, has aprendido a saber lo que no quieres en tu vida. 

6. No te importa que rehaga su vida

 

Sabrás que has superado a tu ex cuando le veas con otra persona y no te genere ningún tipo de sentimiento. Ni resquemor, ni envidia, tu vida también ha mejorado con su partida y no te habías dado cuenta de lo feliz que podías ser sin él/ella hasta que te ha tocado vivirlo. ¡A batir las alas de la libertad! 

pareja

7. Vuelves a confiar en el amor 

 

No solo no te importa ver a tu ex rehaciendo su vida, sino que tú también sientes que ha llegado el momento de darle una nueva oportunidad al amor. Que una mala experiencia no significa que se vaya a repetir de nuevo. 

Aunque al amor que verdaderamente hay que darle una oportunidad, sin duda, es al amor propio. Cuanto más feliz y segura/o estés contigo misma/o, a más personas atraerás a tu vida. Tú decides con quien compartirla ¡si es que quieres! 

MÁS SOBRE: