Noticia

Siente como si hubieras dormido 8 horas con la terapia del Gong, ¿en qué consiste?

01/06/2021, a las 07:37


El Gong es un instrumento habitual en Oriente dónde se utiliza desde hace miles de años cómo instrumento sagrado. En occidente se ha ido incorporando poco a poco en terapias de bienestar, una de las más conocidas es el Baño de Gong, que tiene cómo objetivo conseguir una profunda relajación y provocar un estado meditativo a través del sonido que produce la vibración del gong y de los cuencos tibetanos.

Algo que no es tan sencillo de conseguir tal como explica a Hola Inma Blanquer, directora de Assari Health & Wellness Clinic, “La inmersión total surge naturalmente, las ondas de sonido te envuelvan inevitablementey no hace falta tener una experiencia anterior para que la frecuencia del sonido se note tangiblemente tanto a nivel físico como mental y espiritual”.

Una experiencia de la que afirma “Es  recuperadora y revitalizante, cuando terminas un Baño de Gong tienes la misma sensación que al levantarte después de haber dormido profundamente. Eso no quiere decir que sustituya al sueño, sino que tiene una capacidad de recuperar al organismo similar al sueño. El Baño de Gong es una terapia que armoniza física, mental, emocional y energéticamente a quien la disfruta”,

¿Cómo es una sesión de Baño de Gong?

 

Una sola sesión es beneficiosa, si se recibe a menudo mejor pero puede ser de manera ocasional y se puede practicar de manera individual o grupal según las preferencias de cada uno.

El Gong y los Cuencos pueden conseguir cantidad de sonidos, el concierto dura entre 45 y 55 minutos y se va regresando al estado normal poco a poco.

Una sesión de Gong “Empieza con una pequeña explicación teórica, después un ejercicio de relajación que se realiza tumbado y con los ojos cerrados durante unos 8-10 minutos y a continuación empieza el concierto que se va intensificando en ritmo y frecuencia; los participantes tumbados cómodamente continúan con los ojos cerrados. Puede intercalarse con sonidos de cuencos tibetanos, campanillas, incluso con algún instrumento de viento”, explica Inma Blanquer

Un sonido para la paz interior que mejora la concentración y la creatividad

“El Gong es una perfecta fuente de resonancia que produce múltiples tonos en un espectro continuo de sonido. Produce una honda vibración, un sonido que rellena físicamente todo el espacio. Ello te hace entrar en un estado meditativo, de calma, armonía y paz”, explica la experta que la experiencia es como estar envuelto en una burbuja donde te fundes dentro del campo de sonido que abarca todo el “ahora”.

“reactiva funciones cerebrales equilibrando los hemisferios, mejorando la creatividad y la capacidad de concentración y aportando claridad mental. A nivel emocional libera tensiones y bloqueos”

Además “ A nivel físico libera estrés, relaja el sistema nervioso, ayuda a eliminar toxinas, mejora sistema inmunológico equilibra el sistema glandular y endocrino e incrementa la capacidad de curación del cuerpo”,

 

 

 

Webs de PRISA

cerrar ventana