Tareas con las que los niños deben ayudar en casa, según la edad

2021/02/24


En declaraciones a la revista El Mueble, la psicóloga infantil Nuria Torrent (Hospital Quirón Dexeus) explica que es muy recomendable empezar a dar tareas y responsabilidades a los niños porque porque «les ayuda a ser más autónomos y así aumentamos su autoestima (“si me piden que haga la cama, es porque creen que puedo hacerlo”…), y eso les da confianza».

Eso si, debemos tener en cuenta la edad del niño, cada franja de edad es diferente, en este sentido Torrent afirma «De la misma manera que dándoles responsabilidades en el hogar les proporcionamos poder ser más autónomos y les damos seguridad, también es importante adecuar el nivel de responsabilidad a la edad de cada niño, pues podemos fomentar cierta sensación de frustración ya que cada niño sigue un ritmo de desarrollo diferente. Así que adaptaremos la exigencia a cada edad y con sentido común»

En las tareas del hogar se trabajan las habilidades motoras, motricidad fina y gruesa, aprenden a trabajar en equipo, crean hábitos, les ayuda a organizarse, ganan autoestima y seguridad en si mismos.

Qué tareas pueden hacer, según su edad

Entre dos y tres años los pequeños ya son capaces de guardar sus juguetes, eso si con ayuda.

Colocar los libros en su sitio, poner la mesa. Doblar prendas sencillas de la colada, cómo trapos. Meter ropa en la lavadora. Tirar cosas a la basura. Darnos pinzas para tender, si son de colores favoreceremos el aprendizaje de los colores. Ir a buscar sus pañales y toallitas y por supuesto, con paciencia, comer solos.

Además pueden ayudarte a limpiar el polvo en aquellas zonas a las que puedan acceder fácilmente y a llevar la ropa sucia al cesto.

A partir de los cuatro años los niños son más movidos, además de más creativos.

Entre cuatro y cinco años ya pueden vestirse solos, lavarse la cara, los dientes y peinarse, poner y quitar la mesa.

También pueden hacer algunas tareas de casa cómo limpiar y ordenar platos con supervisión eso siempre y regar las plantas.

A los seis años empiezan a desarrollan sus habilidades mentales.

A esa edad pueden prepararse su mochila, hacer su cama, ordenar su mesa, tirar la basura, doblar toallas, cambiar el rollo del papel higiénico. Además pueden emparejar calcetines y tareas sencillas en la cocina.

Entre ocho y nueve años aumenta su capacidad de concentración y comienzan a disfrutar de sus amigos y las actividades grupales. A esa edad ya pueden bañarse solos, poner la lavadora, guardar la compra, limpiar la mesa, prepara el desayuno y la merienda y cocinar platos sencillos cómo un huevo revuelto o unas galletas, con supervisión por supuesto.

A los diez años los niños ya son conscientes de las consecuencias de sus acciones y desarrollan el sentido de la responsabilidad.

A esa edad ya pueden limpiar su habitación, tender la ropa, aspirar alfombras, preparar una comida sencilla y sacar al perro.

A partir de los doce ya tienen una noción mucho más clara de lo correcto y lo incorrecto.

Ya pueden sacar la basura, hacer la compra, coser un botón, cuidar de un hermano más pequeño, cambiar una bombilla (con supervisión), pintar una pared, aspirar el coche, hacer un bizcocho. Fregar el suelo y planchar.

 

MÁS SOBRE:

Webs de PRISA

cerrar ventana