Te enseñamos a limpiar la pantalla de tu ordenador sin dañarla

anamas

Con el uso y el paso de los días la pantalla del ordenador coge suciedad, por eso es recomendable limpiarla cada cierto tiempo. Sin embargo mucha gente no suele limpiarla por miedo a dañarla.

Te damos algunos trucos para que la pantalla de tu PC quede impecable, trucos que por otra parte sirven para cualquier pantalla de portátil, tablet, televisión e incluso móvil.

Para ello necesitarás un paño de microfibra, un barreño pequeño con agua tibia y un poco de detergente para lavavajillas, además de alcohol isopropílico,  que no erosiona la superficie y además, la desinfecta.

Lo que nunca debes usar si no quieres dañar la superficie de tus pantallas, es es alcohol sanitario, limpiador de polvo del tipo Pronto, ni vinagre, ya que su acidez corroerá la pantalla.

Pantalla del ordenador, límpiala así

Una mujer limpia el ordenador

Lo primero es apagar y desconectar de la corriente el ordenador para evitar así accidentes, luego colócate a contraluz de forma que veas las manchas que seguro tiene, aunque sea sólo de tocarla con los dedos.

Empieza por la base, la parte trasera y los marcos de la pantalla antes de limpiar la pantalla. Para ello echa un poco de agua tibia en un recipiente con un par de gotas de lavavajillas. Moja el paño de microfibra en la mezcla, escúrrelo mucho de forma que quede húmedo, no mojado, es muy importante para no dañar el ordenador que el paño no gotee.

Limpia la base, la parte trasera y los marcos del monitor, frota si es necesario, pero sin apretar demasiado. Cuando toda la parte de fuera esté limpia, vuelve a mojar el paño y a escurrirlo, es el turno de la pantalla. Para limpiarla pasa el paño sin frotar ni apretar, sólo haciendo movimientos siempre en la misma dirección, de izquierda a derecha o de arriba a abajo.

Repite tantas veces como sea necesario hasta que, mirando la pantalla a contraluz, veas que ya ha quedado limpia.

Si ves que ha quedado algo de suciedad acumulada, vuelve a escurrir el paño y pásalo otra vez insistiendo en las zonas dónde hay suciedad.

Si tienes  alcohol isopropílico el proceso es parecido, pero echando un poco del producto directamente sobre el trapo de manera que quede húmedo pero no mojado y haz el mismo proceso que con el agua y lavavajillas.

 

 

 

 

MÁS SOBRE: