Tu plancha está muy sucia y mancha la ropa: así debes limpiarla para que quede nueva

anamas

El gran enemigo de las planchas es la cal, por eso es tan importante limpiarla bien cuando aparecen las primeras manchas blancas en las suela de la plancha.

Si pierde agua o esta sale sucia también pueden ser signos de que tenga cal. Lo mejor es hacer una limpieza general periódica y evitar la acumulación de cal.

En declaraciones a la Revista el Mueble, Polti España recomiendan usar agua destilada o desmineralizada y vaciar siempre el depósito después de cada uso. Si a pesar de estos gestos aparecen manchas la recomendación es «llenar hasta la mitad el depósito de la plancha, colocar un recipiente debajo de la suela y vaporizar continuamente hasta que se haya vaciado toda el agua”

Bicarbonato y cera de velas para la base de la plancha

Bicarbonato en un bote

Para limpiar las manchas de cal de la suela de la plancha puedes usar bicarbonato. Mezcla bicarbonato y agua en un recipiente hasta que se forme una pasta, con un paño suave elimina los restos y termina pasando un paño húmedo y limpio antes de usar la plancha otra vez.

Otra forma es frotar una vela contra la superficie de la plancha templada, después activa la función de vapor, frota la plancha sobre un papel de estraza o un paño, de esta manera los orificios de la base de la plancha que habían quedado obstruidos con la cera se llevarán los restos de cal. Por último retira la cera sobrante.

Si la base está quemada pasta de dientes o sal gruesa

Plancha con la base quemada

Si la base de la plancha está quemada, echa pasta de dientes sobre la base de la plancha fría, calienta la plancha con la función de vapor unos minutos y frótala sobre un paño limpio. Desconecta la plancha y cuando esté fría elimina los restos de pasta de dientes con un trapo.

Otra opción es usar sal gorda. Pon varias cucharadas de sal gruesa en un paño, enciende la plancha y cuando esté caliente frota hacia delante y hacia atrás sobre el paño. Cuando esté fría pasa un paño limpio con un poco de jabón de lavavajillas.

Para evitar que la ropa se pegue a la plancha puedes usar una mezcla de bicarbonato y limón y así tendrás un potente limpiador.

Eso si, no olvides que es importante limpiar periódicamente la plancha para evitar que  la cal se acumule y garantizar su buen funcionamiento.

MÁS SOBRE: