Un postre delicioso sin azúcar en cinco minutos

Se trata de una crema de chocolate y yogur griego

anamas

¿Te imaginas un postre saludable, rico y que se hace en cinco minutos?, parece un sueño ¿verdad?, pues existe, se trata de una crema de chocolate y yogur griego sin azúcar que se elabora muy fácilmente. Te lo contamos.

La base del postre es el yogur griego que además le aporta el  punto de dulzor al mezclarse con el chocolate. Los ingredientes que necesitas son:

  • 300 gr de chocolate de cobertura
  • 350 gr de yogur griego
  • 100 ml de nata líquida
  • Fresas o frutas cortadas para decorar

Es tan fácil que incluso puedes hacerlo con tus niños en casa, escoge un buen yogur griego que sea lo más natural posible, usa fruta natural que hará las veces de edulcorante, parte en trocitos el chocolate de cobertura y guarda un poco para decorar y cuanto más puro sea mucho mejor.

Ponte manos a la obra, para ello pon en un cazo el chocolate en trozos con la nata y remueve hasta que ambos se fusionen, espera a que la mezcla esté fría e incorpora el yogur griego, remueve con varillas eléctricas para conseguir el efecto mousse.

Coloca la mezcla en vasitos y tendrás un postre rico y saludable en pocos minutos. Sírvelo acompañado de un poco de fruta, servirán unas fresas o unos gajos de mandarina o naranja.

La tarta de limón light, otra alternativa

Otro postre con pocas calorías y muy rico es la tarta de limón light, necesitas:

  • 200 gr de harina
  • 15 gr de Stevia
  • 60 gr de mantequilla
  • 60 ml de agua tibia
  • El zumo de 4 limones
  • La ralladura de dos limones
  • 75 gr de Stevia
  • 2 huevos
  • 1 yema
  • 100 ml de crema líquida light
  • 2 cucharadas de maicena
  • 2 claras
  • 80 gr de azúcar

Empieza batiendo con varillas en un bol la harina, la Stevia, la mantequilla derretida, la yema de huevo y el agua. Después precalienta el horno y extiende la masa en un molde previamente engrasado. Hornea 15 minutos mientras preparas el relleno.

Hierve en una olla la ralladura de limón con un poco de agua y reserva, luego mezcla los huevos con la crema líquida y la Stevia y bate. Pon en una olla la maicena y el zumo y la ralladura de limón, añade la mezcla anterior cuando comience a hervir hasta que los huevos hayan cuajado. Ya tendrás el relleno que añadirás a la base que tienes en el horno.

Para terminar bate las claras a punto de nieve con un poco de sal y cuando estén firmes añade azúcar, coloca la mezcla encima del pastel y a disfrutar.

 

 

 

 

 

MÁS SOBRE: