Una atrevida llamada Filomena muestra su malestar: «¿A quién se le ocurre llamar así a una borrasca?»

Rodrigo Díaz

Uno de los grupos más afectados por la reciente borrasca Filomena son, precisamente, las mujeres llamadas de esta manera. ¡Hablamos con una de ellas!


 

 

 

«A los que ponen los nombres de las borrascas… Se puede meter la idea por donde le salen los anticiclones», se quejaba la pobre atrevida, que se siente marcada desde entonces tras una nevada histórica. La pobre no sabe ni qué «lado amable» encontrar a la situación.

Un nombre que, tal y como explica Luis Larrodera, no viene de forma aleatoria. Aunque viene por sorteo alfabético, había opciones de sobra que empezasen por «F«: Felisa, Fernanda…

La pobre Filomena bien podría ver su nombre en un perfume, en un programa de televisión o en algo similar, pero le ha tocado en una borrasca: «Esto es el karma por las veces que le he dicho a mi vecina ‘Ruperta, ¿en qué regalo está el apartamento?'», terminaba bromeando.

CONTENIDO PATROCINADO