Una pareja en crisis pide ayuda a Susana Espelleta: «Luchad por vuestra relación»

Guss González

Nuestra experta en relaciones de pareja, Susana Espelleta, vuelve a los micros de Cadena Dial para responder a las consultas de nuestros atrevidos. Si tu también tienes alguna pregunta, duda o frustración, envíanos un email a atrevete@cadenadial.com. Mientras… ¡toma nota!

Carol nos ha enviado la siguiente consulta a la redacción: «Llevo cinco años viviendo con mi pareja y tenemos una pequeña de cuatro años de ambos, pero nuestra relación pasó muchos sinsabores. Nos hemos hecho daño el uno al otro, pero seguimos insistiendo en estar juntos por todo lo que hemos logrado y porque nuestra pequeña… queremos que esté bien», consulta.

«Seguimos casi en las mismas, discutiendo y cada vez es más frecuente, hasta por tonterías. Yo me he planteado muchas veces alejarme, ya que creo que me está afectando más de lo normal. Pero tengo miedo a estar sola y no poder… Hablamos en su momento de buscar ayuda. ¿Qué me recomiendas, Susana?», finaliza con cierta angustia.

Espelleta confirma un hecho que parece claro tras la consulta de Carol: «Cuando una relación está tan dañada solo quedan dos cosas que hacer: luchar o dejarlo ir…», afirma la especialista.

La recomendación parece clara: para salvar una pareja hay que tener paciencia y sobre todo no frustrarse. Sin duda es un viaje de largo plazo, por lo que tenemos que disponer de «pulmón». «Lo de buscar ayuda profesional es un buen comienzo», reconoce Espelleta.

 

Espelleta recomienda controlar las discusiones

 

En estas circunstancias, las discusiones de pareja se vuelve frecuentes, pero no ayudan en absoluto a no ser que se sepan reconducir. La clave será saber dirigirlas y entender si se basan en unas expectativas no cumplidas.

«Tienes que aprender a comunicar tus sentimientos y tus necesidades», indica Susana. Cuando comience una discusión, para y pide tiempo muerto, como en los partidos de baloncesto. Trata de respirar y busca controlar la situación. Cuando vayáis a saltar, revisa que prende esa llama de la discusión y busca una solución común.

Además, será necesario buscar recursos para salir de la monotonía y revisar los objetivos de pareja. Aceptad que estáis en crisis y buscad la manara de salir de ella… ¿Os amáis? Si la respuesta es afirmativa, luchad de la mano por vuestra pareja saliendo de la rutina de la discusión que no os beneficia en absoluto. ¡Ánimo!

MÁS SOBRE: