Jengibre: lo incluirás en tu día a día después de leer esto

Sus múltiples propiedades lo convierten en un súper alimento

anamas

El jengibre es un ingrediente básico en la cocina asiática, que lo usa cómo condimento en muchas de sus sopas, salteados y platos cocinados al vapor. Es un condimento que algunos suelen añadir a guisos e infusiones para darle un toque distinto. La planta del jengibre suele medir unos 90 cm de altura y 20 cm de hoja

Su sabor es picante y fuerte y quizás por eso no te guste demasiado, pero seguro que después de conocer sus propiedades cambias de opinión.

Tomar a diario infusión de jengibre o añadirlo en tus comidas evita el reflujo, la sensación de ardor y las malas digestiones, sobre todo si eres propenso a tener problemas digestivos. Además favorece la creación de ácidos gástricos, que facilitan la descomposición de los alimentos, la absorción de lo que nos beneficia y la expulsión de toxinas.

Jengibre, usos y propiedades, te lo contamos todo

Además puede ayudarte a disminuir la intensidad y frecuencia de los dolores de cabeza y a combatir  las infecciones,Es muy eficaz  para aliviar los síntomas de los resfriados y dolores de garganta si lo preparas en infusión, hirviendo varias rodajas y añadiéndole limón y miel.  Mejorará la tos, la congestión nasal y el dolor de garganta y puede ayudarte a perder peso.

De cara a la Navidad puedes usarlo para hacer unas galletas de jengibre, te contamos cómo. Lo primero los ingredientes para unas ocho personas necesitarás.

  • 200 g de mantequilla
  • 120 g de azúcar moreno
  • 1 huevo
  • 450 g de harina
  • 1 cucharada y ½ de canela molida
  • 1 cucharada de jengibre molido

Para hacerlas reblandece la mantequilla y bátela con el azúcar hasta conseguir una crema, añade el huevo, tamiza la harina y mézclala con las especias, mezcla ambas cremas y trabaja la masa hasta conseguir que sea uniforme y no se pegue en las manos.

Coloca la masa entre dos papeles de horno grandes y estírala con un rodillo, hasta conseguir una lámina de 6-8 mm de grosor y métela 30 minutos en la nevera.

Luego precalienta el horno a 180°, dale a la masa la forma que quieras, puedes hacer formas navideñas con moldes. Hornéalas hasta que estén doradas, unos doce minutos más o menos,  y deja que se enfríen sobre una rejilla.

 

 

MÁS SOBRE: