La cantante Ana Guerra alarga sus vacaciones antes de retomar su gira.

La amenaza de Ana Guerra a abandonar Veo como cantas: «¡Como cante yo me voy!»

El viernes visitaba la segunda gala de la sexta edición del programa

Ana Más
Archivado en: Ana Guerra  •  

Ana Guerra fue la invitada de excepción el pasado viernes en la segunda edición de Veo como cantas, el programa de Antena 3 en el que el concursante debe adivinar si la persona que escucha canta realmente o es un impostor. La cantante participó y disfrutó un montón. Sin embargo, hubo un momento en el que estuvo a punto de abandonar el programa si perdía «en su apuesta y consejo a Jonathan, el concursante«.

Y es que uno de los participantes, el artesano, solo convencía un poco a El Monaguillo, que sí apostaba por él ya que su intuición le decía que realmente cantaba, aunque en el momento del duelo final optó por eliminarlo.

Josie, por su parte, decía: «A este señor lo hemos llevado muy lejos. Yo lo habría echado ya«.Ana Guerra aseguraba que no cantaba con total seguridad, a la vez que intentaba que el concursante le eliminara pues tenía claro que era un impostor.


La amenaza de Ana Guerra: «Yo me voy»

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por viciandot (@viciandot)

La apuesta de la cantante canaria era fuerte y aconsejaba a Jonathan segura de lo que decía: «Como no canta bien proyecta la mirada para conquistarte. Es un poco sobreactuado, un poco vendehúmos, creo«, consiguiendo que este eliminara al artesano antes del duelo final.

Aunque después de parecer tan segura en su afirmación temía equivocarse y que el concursante perdiera dinero por su culpa y decía muy nerviosa: «Como cante yo me voy, ¿eh? ¡Como cante yo me voy!». Aunque más nerviosa le ponía Manel Fuentes diciéndole: «¡Hombre, tú no te vas, Ana! Tienes que cantar con el que te toque«, a lo que ella respondía que no se quedaba de la vergüenza.

«¡Ay, por favor, que no cante!«, decía Guerra antes de descubrirse si el artesano cantaba bien o no. Afortunadamente la cosa terminaba bien para ella, ya que al final el artesano era un impostor y no tenía una increíble voz, lo cual hizo que Jonathan ganara dos mil euros más. Después de dudar mucho eligió al limpiacristales en el duelo final y este sí cantaba, y además muy bien, como demostró en el dueto final cantando Lo malo con Ana Guerra.

MÁS SOBRE: