Tomar el sol en la ciudad

Los beneficios de tomar el sol, incluso, en invierno

Tu corazón, tu ánimo y tu sistema inmune te lo agradecerán

Ana Más

Tomar el sol estimula la producción de vitamina D y esta es imprescindible para tener unos huesos y dientes sanos y fuertes, ya que ayuda a la correcta asimilación del calcio. El sol es el responsable de que produzcamos un noventa por ciento de esta vitamina y un diez por ciento nos viene dada por la alimentación. Un adulto necesita 400-600 UI de vitamina D. 

De hecho, en los países donde los inviernos son largos, los médicos recomiendan a la población la ingesta diaria de vitamina D de manera artificial.  Y es que los rayos de sol mejoran nuestro estado de ánimo, disminuyen la presión arterial, fortalecen nuestros huesos, y músculos e incluso nuestro sistema inmunológico. 

Bastará con recibir los rayos de sol unos pocos minutos al día para notar todos estos beneficios y alguno más. Pero debemos tener en cuenta que también tiene un lado malo, ya que acelera el envejecimiento de las células y el principal causante del melanoma. 


Tu corazón, tu ánimo y tu sistema inmune notarán el beneficio 

acné sol

Y es que son muchos los beneficios de tomar quince minutos diarios de sol: 

  • Fortalece tus huesos y previene la osteoporosis, el calcio es esencial para los huesos, pero por mucho calcio que tomemos en nuestra dieta, sin vitamina D, nuestro organismo no lo asimilará. 
  • Además la Vitamina D  reduce los niveles de la hormona paratiroidea, encargada de regular la presión sanguínea. Por eso, al tomar el sol, la tensión baja. 
  • Activa nuestras defensas: de la vitamina D también depende en parte el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Y es que tal cómo explica la Revista Saber Vivir: “Los linfocitos T, un tipo de glóbulos blancos encargados de defender el organismo de infecciones, necesitan esta vitamina para realizar correctamente su trabajo.» 
  • Y además la luz solar regula nuestros ritmos circadianos, que están muy relacionados con el sueño y el ánimo, entre otras cosas. Por lo que tomar el sol mejora el ánimo y el sueño. 

La misma publicación recoge que: “La Comisión Europea recomienda tomar el sol 15 minutos al día (exponiendo la cara y brazos es suficiente), varias veces por semana para garantizar la correcta sintetización de esta vitamina. “ 

Y recuerda que las horas centrales del día, de 12 a 16 horas, son las peores para tomar el sol, ya que el sol está perpendicular a la tierra y la radiación es mucho más elevada, por lo que causa más daño en la piel. Y por supuesto recuerda aplicarte siempre protección solar.

 

 

 

MÁS SOBRE: