café

Soluble o molido, ¿cuál es el mejor café?

En los últimos cuarenta años el consumo del café ha aumentado en un 35%

Ana Más

En los últimos cuarenta años el consumo del café ha aumentado en un 35%, lo que supone un consumo de casi 10.000 millones de kilos al año.

El año pasado la revista científica Circulation: Heart Failure, de la American Heart Association, publicaba recientemente una investigación que avala que tomar una o más tazas de café  al día podría reducir el riesgo de insuficiencia cardíaca.

Se trata de un trabajo que aúna los resultados de tres estudios distintos realizados durante al menos diez años en los que participaron 21.000 personas, las cuales informaron con regularidad sobre la cantidad de café que tomaban al día. Sus autores concluyeron que las personas que habían bebido una o más tazas, tenían un riesgo asociado menor de insuficiencia cardíaca a largo plazo.


Soluble o molido, ¿cuál es el mejor café?

El café nace de una semilla que se seca, se procesa y se tuesta para comercializarla. Estos granos tostados, o bien se trituran para hacer café molido para cápsulas o paquetes, o van a fabricantes de café instantáneo.

El café soluble ha sido considerado desde hace años una opción menos saludable que el café molido o en grano. Y es que tal y como explican en El confidencial: «Es cierto que dicha variedad atraviesa un proceso industrializado que a menudo incluye conservantes químicos para que los granos naturales permanezcan en perfecto estado mucho más tiempo, afectando así a los componentes aromáticos y nutricionales del café. Sin olvidar que dentro del mismo paquete podemos encontrar granos de mejor y peor calidad

Veamos algunas otras diferencias entre los dos:

  • El soluble solo hay que echarlo en agua o leche caliente, y consumirlo. El molido tarda unos minutos en hacerse y luego hay que limpiar la cafetera.
  • En general el molido tiene mejor sabor y conserva mejor el aroma que el soluble, esto es porque las partículas secas nunca han entrado en contacto con agua caliente, algo que no ocurre en el proceso de fabricación del café instantáneo.
  • el soluble es más asequible que el molido y se conserva durante más tiempo
  • en cuanto a sus propiedades nutricionales, las de ambos son más o menos iguales
  • en el caso del soluble a veces se utilizan semillas de tamarindo y el polvo de achicoria para darle espesor y color, algo que puede provocar problemas estomacales, por eso conviene controlar su ingesta
  • Desde Bioguia apuntan que el soluble contiene mayor cantidad de azúcar y acrilamida que el molido
  • Respecto a la huella ecológica, aunque a priori parezca más ecológico el molido produce una gran cantidad de plásticos de los envases y de desperdicios como los posos de café.

Y tú, ¿por cuál te decides?

MÁS SOBRE: