Carboxiterapia, el tratamiento eficaz y económico para las ojeras

Se trata, además, de una técnica con efectos secundarios muy leves

Ana Más

Según un estudio que recoge la Revista Vogue realizado en ocho países europeos (incluido España), un 75% de los encuestados tiene ojeras, un 66% piensa que tiene la mirada cansada y 7 de cada 10 creen que parecen mayores por tener ojeras.” Hoy te hablamos de la Carboxiterapia, un tratamiento eficaz y económico para las ojeras.

Y es que la cirugía estética es apta solo para algunos bolsillos, aparte de que no todo el mundo está dispuesto a meterse en un quirófano por una razón estética. Sin embargo hay algunos tratamientos de estética que no implican meterse en un quirófano y con los que se obtienen muy buenos resultados, es el caso de la carboxiterapia.

Consiste en la inyección de un gas medicinal, dióxido de carbono (CO2), que es un gas natural, incoloro e inodoro. Según explica a la Revista Clara, la doctora Mercè Campoy, experta en medicina estética y láser, además de miembro de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) y directora de la clínica que lleva su nombre en Barcelona.


Carboxiterapia, el tratamiento más económico para las ojeras

ojeras

El procedimiento se realiza con microinyecciones subcutáneas, que mejoran la oxigenación de los tejidos de la zona tratada, «lo que se traduce en una mejora de la piel, por el aumento en la fabricación de colágeno y elastina, reflejando tejidos más firmes y tersos. Además favorece la microcirculación, ya que llega más oxígeno a las células y tejidos, mejora la producción de colágeno y elastina y ayuda a drenar toxinas.»

Se trata además de una técnica con efectos secundarios muy leves y solo en la zona del pinchazo, hematomas leves, ligero ardor o picor al difundir el gas, además de una discreta hinchazón de la zona hasta 48 horas después del tratamiento.

Se necesitan entre cinco y diez sesiones de quince minutos y su precio es aproximadamente 65 euros. El resultado según explica la experta es que,  “El aspecto de la piel se rejuvenece y revitaliza de forma considerable. La piel de la zona se vuelve más clara y firme, reduciendo visiblemente las bolsas y la retención de líquido que a veces las acompañan, el color oscuro característico de la ojera mejora sesión tras la sesión”.

MÁS SOBRE: