pesadilla en el Paraíso Carlos Sobera Supervivientes

Carlos Sobera da un ultimatum en Pesadilla en el Paraíso: «Me saca de quicio esta manía que estáis cogiendo»

Alexia Rivas provoca que el presentador pierda la paciencia y amenace con parar el programa

Nuria Serena

Lo que viene a llamarse «una jaula de grillos«… en eso se convirtió Pesadilla en el Paraíso, la tertulia, con un Carlos Sobera muy enfadado que se vio obligado a poner orden y concierto entre los colaboradores.

«Me saca de quicio esta manía que estáis cogiendo de ‘cállate que estoy hablando yo’. Si alguien tiene que moderar soy yo que soy el presentador» espetó el vasco en un intento de acabar con el caos en el plató.

Y es que los tertulianos y familiares no dejaban de pelearse por el turno de palabra. Mónica Hoyos estuvo a punto de ser expulsada del programa por este motivo.


Carlos Sobera se impone ante el caos en Pesadilla en el Paraíso

Pero la gota que colmó la santa paciencia del presentador de Telecinco fue la tensión que en la casa protagonizan Patricia Steisy y Dani García, que provocó un fuerte debate en el plató.

Carlos Sobera reprendió enérgicamente a Alexia Rivas cuando ésta discutía con la madre de Dani. La tertuliana se dirigió hacía ella con un «Déjame terminar porque estoy hablando yo». Y esto, hizo explotar a Sobera que visiblemente molesto advirtió: «No perdona, Alexia. Me saca de quicio esta manía que estáis cogiendo de ‘cállate que estoy hablando yo’. Si alguien tiene que moderar soy yo que soy el presentador».

Nadie se imaginaba cuando comenzaba el debate que se llegaría a este punto:

 

Y es que no era la primera vez que un colaborador mandada callar a otro. Pablo Pisa hizo lo propio con Mónica Hoyos cuando esta completó una de las frases con las que el joven intentaba argumentar su opinión: «No me gusta porque es como que la intenta…»… «Manipular», interrumpía Hoyos.

«¿Puedo hablar y luego hablas tú perdona?», respondió Pablo apoyado por Carlos Sobera que, agotado, añadió: «Sí, vamos a respetar los turnos anda».

Con bastante sorna y viendo la deriva que en los minutos siguientes iba tomando el debate, una irónica Mónica Hoyos terminaba de bromear con un «la próxima vez, tarjeta roja y expulsión»

 

MÁS SOBRE: