Carmen Machi

Carmen Machi recuerda un detalle de su infancia: «A mi madre le daba vergüenza sacarme a la calle»

La actriz presentaba la película Mañana es hoy en su visita a El hormiguero

Noelia Bertol

Carmen Machi es una de las actrices más destacadas de nuestro país. Acumula a sus espaldas un sinfín de trabajos y películas, así como reconocimientos. Lo de ser actriz es algo que le viene desde que era muy pequeña, aunque por entonces no sabía lo que le iba a deparar el destino.

De hecho, en su visita a El hormiguero esta reconocía que en su infancia ensayaba los discursos de agradecimiento. «Yo entonces no tenía ninguna intención de ser actriz, pero es verdad que a mí y a mis hermanos siempre nos ha gustado mucho el cine, sobre todo ver la gala de los Oscar. Y esa situación de la actriz recogiendo el Oscar y dando el discurso, yo la hacía con una virgen que se iluminaba de color verde. No sé qué discurso decía, pero reconozco que lo hacía, aunque me da un poco de vergüenza decirlo», reconocía la de Aída.

La infancia ha sido un tema recurrente durante esta charla, y es que la película que Machi iba a promocionar, Mañana es hoy, nos hace viajar al seno de una familia de los años 90 que se va de vacaciones al Levante y durante esta escapada sucede un fenómeno atmosférico que les hace viajar al año 2022.


Carmen Machi recuerda su infancia: «Sufrí algún tipo de anorexia infantil»

 

Pablo Motos se interesó por conocer más sobre cómo fue la infancia de Carmen Machi y su familia. «Mi madre es de Santander y creo que es diferente cómo se veranea en el norte y en el sur. En el sur puedes estar todo el rato con la nevera y con la sombrilla porque hace sol todo el día, pero en el norte lo mismo un nubarrón te chafa el día, así que cambia un poco«, contaba esta recordando las dos horas de digestión obligadas que tenía que hacer para poder bañarse después de comer.

Algo que recuerda de estos años es que «era una niña muy rara porque no comía«, un problema que se extendió hasta que cumplió los 7 años. «Tomaba zumo de naranja e inyecciones de hígado de bacalao y no comía porque me daba como asco. Me imagino que sería una anorexia infantil«, recordaba. «Era tan delgada que mi madre me dice que le daba vergüenza sacarme a la calle. Fíjate qué frase«, agregaba.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO