¿Coleta a los 50? ¡claro que sí! Te damos ideas

Hay algunas opciones de este peinado que sientan mejor que otras a esta edad

Ana Más

Arrasó en los años noventa y vuelve a hacerlo. Te hablamos de la coleta, un recogido más que cómodo además de favorecedor.  Pero por muy fácil que parezca no siempre es sencillo que nos quede bien y mucho menos si hemos pasado de los cincuenta.

Y es que a esta edad no todos los peinados sientan bien, algunos estilos sientan mejor que otros. Un clásico que debes probar si estás en esa franja de edad es la coleta alta con efecto lifting, con un detalle que además suele llevar la Reina Letizia, un mechón de pelo a modo de goma.

Para hacértela el primer paso es cepillarla muy bien y fijarla con una goma de gancho para que no se mueva de su sitio. Luego ahueca el cabello con los dedos dónde quieras dar más volumen y forra la goma con un mechón de pelo. Por último aplica el spray fijador en las sienes, patillas y nuca para que no se escapen los pelitos. Conseguirás acentuar los rasgos, enmarca la mirada y por si fuera poco te sumará unos centímetros por el efecto del cuello despejado.


¿Coleta a los 50?, ¡claro que si!

@gittabanko

Puedes conseguir el mismo efecto lifting con una media coleta alta, para ello sólo tendrás que recoger la parte superior de tu cabello en una coleta y dejar el resto de la melena suelta lisa o con ondas cómo prefieras.

Otra opción es hacernos una coleta baja, muy pegada a la nuca y con algún producto que nos aporte ese elegante efecto wet o mojado, puedes usar un gel fijador para ello.

Coleta burbuja, así llaman a esta opción que se consigue recogiendo el cabello en una coleta e ir colocando gomas a la misma distancia hasta completar todo el largo.

Y si prefieres optar por un moño, decántate por el Slick Bun, un elegante moño que triunfa entre modelos e influencers y no sólo por lo bien que queda sino por su efecto lifting inmediato.

Hacerlo es muy sencillo, primero separa tu melena en dos o déjala toda para atrás, cómo prefieras. Cepilla bien tu cabello hacia atrás y recógelo en una coleta que enroscarás sobre si misma y recogerás con una goma. Termina con un toque de  laca o  fijador para que tu Slick bun dure más y lo tendrás.

 

 

MÁS SOBRE: