autobronceador

Cómo aplicar el autobronceador para que no quede a trozos

Hay que preparar adecuadamente la piel para que estos productos queden bien

Lucía Puig

Poco a poco el calor empieza a hacer acto de presencia, las tiendas ya muestran la ropa de verano con mangas cortas, escotes, tirantes y faldas. Es el momento en el que nos acordamos de ir a comprar un autobronceador.

Cuando frente al espejo nos probamos la ropa de verano nos vemos muy blancas y las prendas no llegan a favorecernos todo lo que podrían. Hasta dentro de un par de meses no vamos a poder tumbarnos en la arena o en la hamaca de la piscina a tomar los primeros rayos de sol y broncear nuestra piel, así que la mejor opción para vernos morenas es utilizar los autobronceadores. Los hay de muchas marcas y formatos, tanto para la cara como para el cuerpo.

Una de las cosas más importantes a la hora de utilizar estos productos es el modo de aplicarlos. Si lo hacemos bien obtendremos un bonito tono y si no corremos el riesgo de quedar a rayas.Vamos a ir paso a paso viendo cómo podemos aplicar el autobronceador y que nuestros compañeros de oficina crean que hemos estado el fin de semana en la playa.


  • Lo primero que hay que hacer es exfoliar la piel. Con este proceso eliminamos las células muertas y la piel se regenera. Si la base está bien trabajada el producto quedará mejor. No te saltes este paso aunque te de pereza. No se tarda nada y lo puede hacer en la ducha. Tu piel lo agradecerá ya que se verá hidratada y suave. Acuerdate de exfoliar bien codos y rodillas.
  • Puedes probar antes de embadurnarte entera en una zona que no sea visible, así compruebas qué tono te va a quedar.
  • Usa guantes o manopla para que no se te quede el autobronceador en las uñas y palma de la mano.
  • Con una manopla y en movimientos circulares comienza a aplicarte el producto. Tienes que fijarte bien en que toda la piel esté cubierta por la crema porque sino te quedarán trozos blancos.
  • Si aplicas el bronceador en la cara acuérdate de extenderlo también por el cuello, orejas y por el contorno de ojos.
  • En caso de que quieras un tono un poco más fuerte puedes reaplicar el producto al día siguiente. Si es el color deseado sigue las instrucciones que marque el fabricante en cuanto a su aplicación.
  • Tendrás que esperar a ducharte unas horas para no arruinar todo lo que has hecho antes. De esta manera, el autobronceador se fija, se seca en tu piel y no se irá por el desagüe de la ducha.
  • Si ves que el autobronceador te seca algo la piel debes aplicarte tu hidratante una vez esté seco el producto. También puedes mezclar tu crema habitual hidratante con el autobronceador.
  • Se recomienda aplicar el producto por el cuerpo, de pie, y comenzando por las piernas.

Si a pesar de todo no te gusta el resultado puede esperar un día y exfoliarte la piel. Sino quieres o no puedes tomar el sol, los autobronceadores son tu mejor herramienta para no estar muy pálida. Si vas a tomar el sol recuerda que hay que protegerse con crema solar, gorro y gafas de sol. Nuestra salud y piel agradecerá que te protejas utilizando crema solar con un alto factor de protección.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de MARTA MASI (@martamasi5)

Recuerda, además, que hay que reaplicar la fotoprotección cada vez que te bañes y cada dos horas aproximadamente.

MÁS SOBRE: