Chenoa y Miguel Sánchez Encinas

Convierten a Chenoa en personaje de La Casa del Dragón ¡Qué risa!

La artista despide feliz su primer verano como mujer casada

Noelia Bertol
Archivado en: Chenoa  •  

El pasado 17 de junio, y tras dos años de espera, Chenoa y Miguel Sánchez Encinas se daban el ‘sí, quiero’, en Mallorca, isla en la que la artista ha pasado la mayor parte de su vida. Desde entonces hemos visto a la pareja en una nube de felicidad disfrutando de su amor.

Luna de miel, vacaciones en la isla, días de mar, piscina y relajación. Podríamos decir que Chenoa no ha parado, pero es justo esto lo que ha hecho: parar y descansar. Agosto ha sido un mes de pausa, pues la artista ya se pone en marcha este septiembre con sus diferentes proyectos. Entre ellos algunos conciertos o la nueva temporada de Tu cara me suena en la que ya están trabajando Atresmedia y Gestmusic.

«Bye bye agosto, gracias por todo«, compartía la artista en su cuenta de Instagram junto a varias fotos, una de ellas observando el infinito mar desde un punto alto abrazada a su marido. Y es que este ha sido el primer verano de Chenoa como mujer casada, y casi podemos asegurar que ha sido muy especial.


 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Chenoa (@chenoa)

También te puede interesar:

Chenoa, muy clara sobre si tendrá hijos con Miguel Sánchez Encinas

La impecable relación de Chenoa con Sebas, su «hermánager»

Chenoa, ¿protagonista de La Casa del Dragón?

 

Es quizá la serie del momento. La Casa del Dragón, una precuela de Juego de Tronos centrada en la Casa Targaryen, está causando sensación. Algunos han aprovechado este éxito para realizar montajes originales que desatan las risas en las redes. Es el caso de Keunam, que intercaló una escena de unas justas con imágenes de Chenoa comentando un partido de fútbol. ¡No tiene desperdicio! 

«Chenoa me representa viendo La Casa del Dragón«, expresaba Keunam junto al montaje. El vídeo llegó hasta la artista, que no dudó en compartirlo con sus seguidores y reaccionar. «Ayyys por favor, que lloro«, compartía esta entre risas. ¡Es imposible verlo sin reír!

MÁS SOBRE: