movil tarjeta seguridad social hombre

Cuidado si recibes este supuesto mensaje de la Guardia Civil, es una estafa

Buscan robarte cerca de 8.000 euros

Noelia Bertol

El phishing es un término informático que corresponde a un método de engaño a través de la suplantación de identidad por la cual los estafadores tratan de conseguir que las víctimas caigan en su trampa y conseguir sus datos personales y con ello el acceso a sus cuentas bancarias o diversas plataformas.

Estos reinventan constantemente sus métodos de engaño y las empresas de seguridad cibernética tratan de identificarlos para evitar que se salgan con la suya.

Así, la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) y la empresa de ciberseguridad ESET han alertado de un nuevo timo en el que los estafadores se hacen pasar por la Guardia Civil para engañar y extorsionar a sus víctimas.


google movil

Mucho cuidado si recibes este mensaje

 

En nombre de la Guardia Civil, los estafadores le hacen llegar a las víctimas una supuesta citación judicial en la que se le acusa de delitos relacionados con la pornografía infantil y pederastia.

Para ello incluyen los logos oficiales de la benemérita y mencionan a organismos como la Fedpol (policía suiza), la Interpol o la Germandería francesa.

Además, la supuesta nota la firma ni más ni menos que la directora general de la Guardia Civil, María Gámez Gámez. Aunque, como es de esperar, no se trata más de de otro embuste.  Su intención es intimidar a la víctima dando una apariencia de gran importancia a la notificación.

La propia Guardia Civil ha alertado a través de sus redes sociales de esta estafa. «Detectada una campaña de emails suplantando a la Guardia Civil con el objetivo de extorsionar para que contesten al correo recibido y continuar con el fraude«, expresaban a través de su cuenta oficial en Twitter, advirtiendo a aquellas posibles víctimas de ignorar el mensaje en el caso de recibirlo.

Extorsión para que las víctimas paguen una elevada cifra de dinero

 

Los estafadores buscan captar la atención de las víctimas para que estas entren al trapo, contesten al mensaje y el fraude pueda continuar. Si estos lo hacen, los ciberdelincuentes ofrecen a los estafados varios métodos para librarse de estos delitos, invitándoles a pagar una elevada cifra.

Se ofrece la oportunidad de «pagar una multa de 7.978 euros, redactando una carta manuscrita con nuestros datos personales y firma, indicando que deseamos pagar esta multa para, seguidamente, hacerle una foto y enviársela», explican desde ESET, unas declaraciones que recoge ABC.

Uno de los detalles que nos pueden hacer dudar de estos mensajes es la redacción de los mismos. Las estafas por phishing suelen estar protagonizadas por mensajes mal redactados y con numerosas faltas de ortografía. Mantente alerta y no caigas en la trampa. 

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO