Dani Fernández Concierto

Dani Fernández pierde su apuesta: «¿Qué locura es esta?»

El artista consigue colgar el cartel de 'entradas agotadas' en su concierto del WiZink Center el próximo día 29

Noelia Bertol
Archivado en: Dani Fernández  •  

Cuando Dani Fernández anunció su primer WiZink Center hace unos meses, ni de lejos imaginaba conseguir lo que ha conseguido. El artista colgaba recientemente el cartel de ‘entradas agotadas’, suponiendo esto el mayor broche de oro a un año lleno de alegrías tanto a nivel personal como profesional.

Y es que el 2022 ha sido un año muy especial para el artista, que comenzaba con este lanzando su segundo álbum, Entre las dudas y el azar. En mayo, tras recorrer España con su gira, Dani Fernández se dio el ‘sí, quiero’ con su chica, la también artista Yarea Guillén.

Cuando la felicidad de este parece que no puede ser más plena, llega el reconocimiento en forma de Premio Ondas y el anuncio de este gran concierto en el WiZink Center, para el cual comenzó vendiendo entradas para la pista y el primer anillo de gradas. La demanda fue tal que poco a poco el cantante ha ido abriendo más espacios y, finalmente, consiguiendo llenar uno de los espacios de concierto más deseados por los artistas.


Dani Fernández pierde y gana al mismo tiempo

 

Esta noticia ha llenado de alegría y satisfacción a Dani Fernández, pero lo cierto es que le ha hecho perder una apuesta con nuestros queridos Rafa Cano y Patricia Imaz. En su visita a Dial Tal Cual hace unos meses Rafa y Patri confiaron más que el propio artista en que este llenaría el Palacio de los Deportes, apostándose con Dani una comida.

«¿Qué locura es esta?«, compartía Dani Fernández con la noticia del sold out. Poco tardó Rafa en darle la enhorabuena y recordarle que acababa de perder una apuesta: «Querido Dani, nos debes una comida a Patricia Imaz y a mí. Nos apostamos contigo que ponías el cartel ‘Sold Out’. ¡Enhorabuena!»

«¡’Tenemos pruebas sonoras!», recordaba Patricia. Una apuesta que, sin embargo, el de Plan fatal paga bien a gusto, pues la realidad es que sale ganando. «Creo que nunca he pagado una comida con más ganas«, decía este entre risas.

¡Ojalá todas las apuestas perdidas fueran así de gratificantes! 

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO