Dani Martín en concierto

Dani Martín: “La fama me ha vuelto idiota”

El músico sigue mofándose de sus "caprichos" para la gira Qué caro es el tiempo

Carmen Álvarez
Archivado en: Dani Martín  •  

Hace unas semanas, Dani Martín nos compartía en sus redes sociales cuáles eran sus pequeños caprichos que se le antojaban cada vez que llegaba a alguna ciudad con su gira, Que Caro es el tiempo. Pues recientemente,  ha confesado que: «la fama me ha vuelto idiota».

El ex cantante de El Canto de Loco ha compartido en su perfil de Instagram una reflexión en la que confiesa que: «me ha dado por pedir canchas de baloncesto en los sitios donde voy a tocar, para luego ni usarlas«, lo había solicitado, según él por estar en «un momento fuerte de fama«, resaltaba.

El madrileño nos cuenta en su publicación quiénes son aquellas personas que lo han acompañado en su último concierto ofrecido este pasado fin de semana en Zaragoza: «Hago boxeo con un gran hombre, María Amaro -mi mano derecha- sigue aguantándome a pesar de haber tenido su segundo hijo, Nacho Jara ha estado impecable en su ausencia, Javi esperaba la llegada de @kaseo_real , yo me puse la camiseta del Javato, subió un tal Bryan a cantar (¿Cómo te puedes llamar así y ser de Zaragoza?), Vega nos regaló su dulzura».


 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Dani Martín (@_danimartin_)

 

Y si hay algo que ha subrayado de lo que ha pasado en la capital maña es que: «una vez más, me demostró el amor que sentimos mutuamente desde hace 22 años…«, momento en el que se subía a los escenarios con la banda de su vida.

El compositor de Cero se ha definido como: «un cantante maduro, por la edad, afamado, bebiendo las mieles del éxito, rodeado de terciopelo y caprichos, creído y cada vez más insoportable, que necesita todas estas cosas en sus shows«, haciendo mención a esos caprichos que pide en cada concierto.

«En realidad la gente solo viene por un motivo: las canciones, ellas, las verdaderas protagonistas«, resaltaba en su mensaje, mientras recordaba que está a nada de terminar su gira donde le quedan tan solo tres conciertos que ofrecer: Pamplona, A Coruña y por último, en Barcelona. En todas estas ciudades cuelga el cartel de «entradas agotadas».

Tras bajarse de los escenarios, Dani Martín nos promete lo siguiente: «Voy a intentar bajar a la tierra, que solo quedan 3 conciertos y luego volveré a ser Daniel, el de casa, el hijo de los dos hippies, Manolo y Carmen. El amigo de María, Javi, Nacho. El señor Pablo, que me pondrá la cara roja en su gimnasio. Y el peor jugador de fútbol del partido de los sábados con mis amigos«.

MÁS SOBRE: