islas cíes

Dos rincones de España se cuelan en la lista de mejores destinos del mundo

Esta ha sido elaborada por el diario The New York Times

Noelia Bertol

Viajar a otros países o incluso a otros continentes se ha convertido, a raíz de la pandemia del coronavirus, en una actividad cuanto menos complicada. No solo debemos tener en cuenta cómo es la situación de la pandemia en el lugar al que viajamos, sino también sus restricciones y normas sanitarias.

Esto, sumado a que visitar lugares muy turísticos es meterse de lleno en grandes aglomeraciones de personas, nada recomendable en los tiempos que vivimos, no hace muy atractiva la idea de viajes de largas distancias.

En este punto, y como un intento por fomentar los viajes a lugares donde no exista el fenómeno del sobreturismo, The New York Times ha elaborado su habitual lista de los mejores destinos del mundo para viajar. El diario destaca 52 lugares del planeta Tierra que son increíbles tesoros por descubrir, apoyando con ello a comunidades más frágiles y fomentando una manera de viajar más sostenible.

De esta manera, entre los lugares elegidos se encuentra Chioggia, una región a 50 kilómetros de Venecia que guarda un gran parecido a la ciudad de los canales (a la que el sobreturismo le está pasando factura). En comparación con Venecia, Chiogga no es apenas frecuentada por turistas, por lo que es posible disfrutar de su encanto con mayor tranquilidad y sus precios son más económicos.

Dos rincones de España se cuelan en la lista de The New York Times

 

España es un país lleno de esos tesoros, por eso no ha sorprendido que dos de nuestros rincones hayan formado parte de los destinos seleccionados. Se trata de El Hierro y las Islas Cíes. El diario destaca de la isla canaria el trabajo de Gorona del Viento El Hierro, una empresa que abastece a toda la isla de energía eléctrica a partir de fuentes renovables como son el agua y el viento, dos elementos muy presentes en la isla.

Sobre las Cíes se destaca la protección de su biodiversidad, pues existen restricciones para construir hoteles y cuenta con grandes reservas naturales. En las temporadas altas, además, las visitas a las islas están limitadas y controladas. Esto las convierte en lugares libres de contaminación y donde la naturaleza no se ha visto afectada apenas por la acción humana.