La espantosa experiencia de David de Estopa con un tiburón, convertida en canción

Los hermanos lo contaron en El Hormiguero

Ana Pérez
Archivado en: Estopa  •  

Estopa, el grupo rumbero formado por los hermanos David y José, ha estado en El Hormiguero. El motivo de la visita ha sido presentar su última colaboración con Fito y Fitipaldis, La camiseta de Rokanrol.

Decidieron dar un nuevo aire a este tema incluido en su último disco Fuego, pero sin renunciar al estilo propio de la banda. Sin embargo, además de esta nueva canción, tienen en el tintero otra que se llama Yo solo.

Esta surgió de una terrible experiencia de David Muñoz con un tiburón. «Estaba en la playa de Cubelles (Barcelona), conocida porque no pasa nada nunca y nadie suele morder. Puedes llevar allí a los niños, a la suegra… Es una playa perfecta», introducía el vocalista.


Ha contado que tiene una gran afición por la natación, y que le gusta hacerlo en el mar mientras entona algunas canciones. Tras esta aclaración, continuaba la historia con que «iba nadando tranquilamente con un tubo y gafas, y de repente veo un tronco bajo el mar como si fuera un bañista como yo de grande».

Tras fijarse bien se dio cuenta de que era un tiburón, «nadé más rápido que Phelps y llegué a lo hondo». Ahí, asustado, se hizo el muerto «que lo recomiendo a todo el que se quede sin respiración al lado de un tiburón. Pero vi toda mi vida pasar». Finalmente David pudo tranquilizarse para volver a la orilla.

Esta aventura le sirvió para componer una canción, que tendremos que esperar tiempo para conocerla. La espera tiene un motivo, el cual lo ha revelado David: «Queremos sacar las canciones inéditas que compusieron a los 16 o 17 años. Son temas de aquellos que fuimos antes de ser Estopa».

También puedes leer:

La foto fantasma de Estopa: ¿la viste?

Estopa está de celebración: así sonaba nuestra juventud

Estopa: sus colaboraciones que creías haber olvidado

Canciones que son la banda sonora de tu vida

La historia más paranormal de Estopa

 

Durante la entrevista, se abordaron otro tipo de temas, como que una vez tuvieron que llamar a Iker Jiménez por un fenómeno paranormal que vivieron una noche.

Los hermanos se encontraban una noche de verano en un chiringuito con su familia, y presenciaron una escena un tanto escalofriante. «Estábamos en la comunidad de vecinos y los niños nos dicen que miremos para arriba y parecían estrellas moviéndose». 

Tras este avistamiento de ovnis, decidieron «tengo línea directa con Iker y sé que le molan estos temas. Le seducen. Y me dijo, que es muy listo, que iba a mirar si estaban los satélites por Cubelles. Pero no estaban. Así que pensamos que serían ovni».

MÁS SOBRE: