Las comprometidas declaraciones de un ex concursante de La isla, sobre Marta Riesco

El joven asegura que tuvo algunas citas con ella cuando ya estaba con Antonio David

Ana Más

Marta Riesco vuelve a estar de plena actualidad y no porque la veamos cada fin de semana en el programa Fiesta en el que trabaja como reportera. En este caso es por las declaraciones de Diego, un ex concursante de La isla de las tentaciones que asegura haber tenido citas secretas con ella cuando ya estaba con Antonio David Flores.

Según ha contado el joven en el reality ‘Celebrity Game Over‘, ambos tuvieron varias de estas citas durante el año pasado, algo que él mismo contaba así, tal y como explican desde eltelevisero.com, «Queríamos quedar para pasar un rato juntos tomando algo y, obviamente tenía mucho revuelo ella en ese momento»»

Además desde el diariodecadiz.es explican añaden más declaraciones, «obviamente no podíamos ir por pleno Madrid, eso sería una locura, ella entraba primero y luego me llamaba»


Marta Riesco de nuevo

El ex concursante añadía que todo empezó después de que Riesco fuera a su casa a entrevistarle y después le «tiraba la caña» por Instagram,!. «Quedé con ella en todo el revuelo de Antonio David, en una cafetería superescondida, tenía que preguntarle para poder entrar. Tonto no soy, había feeling».

Y reconocía que se trataba de algo recíproco aunque dejó claro que se quedó en alguna que otra quedada sin más, «Directamente nunca me dijo, ‘Vamos a liarnos’, pero me respondía historias» y añadía «Era recíproco, me parece una chica guapa, me parece interesante, no surgió porque yo estaba en mi verano loco, pero bueno, ella tenía sus circunstancias, tenía novio».

Algo que sorprendía a Amor Romeira, que le preguntaba a Diego por qué no surgió nada con Marta Riesco si los dos tenían intenciones de «enrollarse»: «Pero entonces, cuando quedabais a escondidas… ¿por qué no surgió nada si en el fondo estaba esa tensión entre ustedes que querían quedar para enrollarse?». Él explicó que la reportera le invitó a ir a Marbella pero que él pensó, » ¿Para qué voy a ir allí? No iba a ir a jugar al chinchón o a hablar del cambio climático».

 

MÁS SOBRE: