Parada

José Manuel Parada, «sin pelos en la lengua» sobre María Teresa Campos

El presentador también ha hablado de su relación con Isabel Pantoja o Marisol, entre otras artistas

Ana Más

José Manuel Parada visitaba esta semana Enamorados de Madrid, el programa de Telemadrid en el que el invitado hace un repaso por su vida personal y profesional junto a la periodista María García, que conduce el formato.

De manera muy distendida y mediante un juego, la presentadora ha hablado con él sobre algunas mujeres relevantes de su vida. María García le ha dado un bote que contenía papelitos con el nombre de varias personas con las que ha trabajado. El primero que salía era el de María Teresa Campos.

Parada no tardaba en lanzar un dardo a Campos: «Es muy trabajadora. Sigue pidiendo trabajo… Chica, descansa ya, si has hecho todo lo que tenías que hacer«.


Parada, «sin pelos en la lengua» sobre María Teresa Campos

 

También eligió hablar de Pepa Flores y de la buena relación que mantiene con ella, resaltando además que la única entrevista que ha concedido desde que se retiró es la que le concedió a él.

El periodista también ha tenido oportunidad de hablar sobre Carmen Sevilla y desmentir que sean enemigos, aunque aclaró que se enfadaron porque no se portó bien con él en Cine de Barrio, pero que en el entierro de Rocío Dúrcal le pidió perdón, que él la ha perdonado y le desea lo mejor.

De Ana Obregón dijo haber aprendido mucho de ella y de su profesionalidad y explicó que hace como si todo fuera casualidad cuando realmente está preparado.

Las declaraciones más impactantes llegaban con Isabel Pantoja, de la que confesó que le pidió que tuvieran un hijo juntos por lo buena madre que le parecía y admitió que la cantante se pensó la propuesta aunque no la aceptara finalmente. Además explicó cómo es su relación en la actualidad recalcando que le dan tentaciones de volver a llamarla cuando la ve tan mal en la tele, pero que no lo hace porque ya lo ha hecho muchas veces sin obtener respuesta.

Otros nombres que salieron fueron los de Isabel Gemio y Encarna Sánchez, de la que dijo que era muy divertida y generosa, que no atacaba, simplemente se defendía de los que le atacaban.

MÁS SOBRE: