Migas o ajoatao, platos de toda la vida en extinción ¿te animas a recuperarlos si te damos la receta?

La cocina de la abuela nutritiva y sana que debemos conocer

Ana Más

Ana Belén González Pinos, representante de la Asociación Internacional para la protección del Patrimonio Gastronómico ha explicado en en la feria gastronómica Cádiz Bienmesabe que «El 70% de las recetas de platos tradicionales que se heredan de abuelas y madres corren riesgo de desaparecer con cada nueva generación, una pérdida que afecta también a la cultura y a la tradición». Hoy recuperamos un par de recetas tradicionales, la de las Migas o el ajoatao, dos platos de toda la vida.

Tal y cómo recoge la web de la Cadena Ser destacaba que, «mientras las redes sociales están «llenas de foodies«, las personas pasan cada vez menos tiempo en la cocina.»

Además señalaba que «muchas de las recetas tradicionales, como las berzas, los cocidos y otros platos que han ido pasando de madres a hijas, aún resisten a su extinción en parte gracias a los restaurantes que siguen cocinando estos platos, aunque ha advertido que esta situación podría cambiar «cuando ya no les sea rentable».


Migas o ajoatao, platos de toda la vida

Hoy recuperamos algunas de estas recetas por si te animas a recuperarlas, comenzamos por el ajoatao, su cuna está en la Sierra de Segura y para hacerlo necesitarás:

  • Dos o tres patatas
  • aceite de oliva virgen extra (entre 200 y 300 cl)
  • la yema de un huevo
  • Dos o tres dientes de ajo, sal y limón.

Trituramos los ajos con las sal y un poco de agua hasta que estén bien molidos. Cocemos las patatas y hacemos un puré que mezclaremos con la masa de ajos que previamente hemos molido en un almirez. Después, dejamos enfriar y en un bol y añadimos el puré de patata, un huevo, el majado, un poco de pimentón y vamos añadiendo aceite poco a poco. Servimos en un cuenco de cerámica.

Otra receta de toda la vida que podemos recuperar son las típicas migas. Para hacerlas necesitas:

  • 500 g de pan duro asentado (del día anterior)
  • 4 chorizos
  • 200 g de panceta
  • 2 pimientos verdes
  • 8 o 10 dientes de ajo
  • 120 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 100 ml de agua
  • Sal

Freímos el chorizo y la panceta  en trozos, sacamos y reservamos. Hacemos lo mismo con los pimientos lavados y cortados y reservamos también. Después incorporamos los ajos, sin pelar en el aceite y cuando comiencen a dorarse añadimos el pan, previamente desmigado, lo mojamos un poco con el agua con un poco de sal y empezamos a cocinarlas removiendo constantemente durante unos veinte o treinta minutos, para que se suelte el pan y comience a dorarse, en ese momento estarán listas. Añadimos la carne y los pimientos que teníamos reservados y mezclamos un par de minutos.