José Ortega Cano

Ortega Cano, agresivo ante las cámaras de Sálvame: «¿Queréis que vuelva a la cárcel?»

El marido de Ana María Aldón salta amenazante por las preguntas sobre su mujer

Ana Irigoyen

Sálvame daba inicio a su programa con unas imágenes en las que aparecía Ortega Cano amenazando a uno de los cámaras y periodistas del programa. María Patiño comenzaba diciendo: «Nos acaban de llegar y ha habido un comienzo en el programa. Son gritos, un monumental enfado de José Ortega». 

Por otro lado, Adela González continuaba: «Ortega ha vuelto a estallar y lo ha hecho tras publicarse en una revista que el pasado domingo Ana María Aldón, Gloria Camila y él mismo protagonizaron una fortísima discusión en su casa de Madrid». A lo que María Patiño añadió: «Una gran bronca. No quiero ni pensar que esos gritos que acabamos de ver ocurran también dentro de esa casa».

Al parecer, esta discusión, según adelante la revista Lecturas, tuvo lugar entre Gloria Camila, José Ortega Cano y su mujer. El enfrentamiento llegó al nivel de que Ortega Cano abandonó la casa y se fue a instalarse en la de su hija, según las informaciones que da la revista.


Raúl Triguero fue el reportero que acudió a preguntarle al marido de Ana María Aldón sobre esta situación. Contaba cómo había ocurrido antes de mostrar las imágenes: «El torero mantiene la calma ante las preguntas del compañero paparazzi y dos horas después nosotros hemos ido a hacer lo mismo con el micrófono de ‘Sálvame’. Entendemos que no le hace ninguna gracia que nosotros estemos preguntándole. Y ha sido cuando él se ha vuelto completamente loco, estaba completamente fuera de sí».

Las fuertes amenazas de Ortega Cano: Llamo ahora mismo a la policía

 

El reportero comentaba: «Yo me he acercado de manera educada, en ningún momento le he provocado. Solo le he preguntado por lo que es actualidad en estos momentos». Sin embargo, para Ortega Cano esto no fue así ya que sobresaltado espetó: «¿Qué queréis que me ponga violento? ¿Qué queréis que vaya a la cárcel? ¿Qué queréis?«.

«¡Que me dejéis tranquilo! Llamo ahora mismo a la policía«, exclamaba. «Es su propia familia la que sigue hablando, seguía insistiendo el reportero. ¡Qué me dejen tranquilo!«, repitió.

MÁS SOBRE: