Descubren una posible vacuna para combatir la esclerosis y la mononucleosis.

Prueban con éxito en animales una vacuna contra la esclerosis y la enfermedad del beso

Este ensayo abre la puerta al desarrollo de una vacuna en humanos

Teresa Moreno

Varios investigadores de la farmacéutica de Sanofi han creado una vacuna experimental contra el Epstein-Barr, un virus que afecta a gran parte de la población mundial causando la mononucleosis y algunos tipos de cáncer, como la esclerosis múltiple. Según un último ensayo realizado con animales, este fármaco logró una potente respuesta inmunitaria contra el virus generando los famosos anticuerpos. Estos resultados todavía experimentales siembran la esperanza para conseguir desarrollar la primera vacuna realmente efectiva en humanos, que ayude a prevenir su infección y las posibles enfermedades que genera, así lo ha confirmado la revista Science Translational Medicine.  

Hace relativamente poco se descubrió que este patógeno es muy determinante en el desarrollo de la esclerosis múltiple, una enfermedad neurodegenerativa para la que hasta el momento no existe cura y que padecen hasta 50.000 personas en nuestro país. Al parecer es un virus con un genoma un tanto complejo ya que utiliza diversas estrategias para penetrar en nuestro organismo, algo que ha dificultado crear fármacos que prevengan su entrada.  

Ese ha sido precisamente el motivo por el que este ensayo de los investigadores de Sanofi ha sido tan aplaudido, ya que han sido capaces de averiguar cuáles son esas cerraduras o canales que usa el virus para llegar a las células y reproducirse en ellas. Con estos datos han conseguido crear una vacuna que intente bloquear el paso a esos canales y así, impedir que el virus se reproduzca.  


Una investigadora trabaja por encontrar la vacuna contra el Epstein-Barr
Getty

Pocas personas padecen los verdaderos efectos de la enfermedad

Actualmente, alrededor del 95% de la población adulta en nuestro país está infectado por este virus. Sin embargo, genera graves problemas de salud solo a un porcentaje pequeño de personas. Dada la emergencia que existe para encontrar su “cura” lo antes posible, los investigadores han probado ya esta vacuna en ratones, hurones y macacos, y la respuesta ha sido bastante positiva y esperanzadora, ya que desarrollaban anticuerpos protectores que evitaban que el virus penetrase en las células.  

Además, en este ensayo también separaron algunos de los anticuerpos generados por los animales, que ya habían recibido el fármaco y se los inyectaron a otros animales sin vacunar para ver cómo reaccionaban. Nuevamente, comprobaron que esos anticuerpos servían de barrera para los linfomas relacionados con el Epstein-Barr.  

La vacuna, nueva esperanza para pacientes  y familiares

Este virus provoca infecciones crónicas graves en los seres humanos y una vez que este consigue entrar en nuestro organismo, que suele ser durante la adolescencia, se reproduce en las células  y poco a poco se va reactivando a lo largo de la vida. “Si se lograra probar la seguridad y eficacia de la vacuna en humanos, quizás se podría optar por vacunar a la población durante la infancia, como se hace con el virus del papiloma, para evitar nuevas infecciones. No se lograría erradicar la infección, pero sí estaría mejor controlada”, estima Julià Blanco, jefa del grupo de Virología e Inmunología Celular en el Instituto IrsiCaixa.  

MÁS SOBRE: