Qué hacer si tengo dudas sobre mi relación

Aquí tienes cuatro consejos

Álvaro Díaz
Archivado en: Marta Soto  •  

Las personas nos diferenciamos por muchas cosas, sobre todo por lo vivido. Cada uno llevamos nuestra mochila a la espalda. Es por eso que llegarán momentos en los que compartir tu vida con alguien no será de color de rosa, pero por eso lo importante es saber comunicarte con tu pareja. Si por ello te surgen dudas:

1. No tomes decisiones de manera impulsiva
Se debe de tener en cuenta que para tomar decisiones, en especial, cuando son importantes, no se debe hacer cuando estamos demasiado felices o demasiado enfadados. Porque cuando nos dejamos llevar por emociones intensas que así como vienen se van, es más probable que las decisiones que tomemos no sean las correctas o no sean lo que realmente queremos y que nos convienen. Por lo que si en estos momentos te encuentras mal con tu pareja, es recomendable que esperes a encontrarte más tranquilo para que puedas pensar con mayor claridad y darte cuenta si es lo que realmente quieres.


2. No esperes a que llegue el “momento perfecto”
Ten en cuenta que para decirle a tu pareja que te quieres separar, lo más seguro es que ningún momento sea el “perfecto”. Una vez que has tomado la decisión y reflexionado previamente acerca de ella, llegando a la conclusión de que para ti es lo mejor, tienes que ponerte en acción y hacérselo saber a la otra persona. El posponer solo empeorará las cosas, ya que se le seguirá haciendo creer al otro que la relación continúa sin problemas cuando no es verdad. También para la propia persona que se quiere separar no es sano e incluso puede ser sacrificado el seguir con una persona a la que no se ama.


3. Recuerda que se termina una etapa, pero comienza otra
Si te causa temor la incertidumbre acerca de lo que vendrá después, tienes miedo de no tomar la decisión correcta y/o piensas que el dejar a esa persona puede ser muy doloroso para ti, debes de saber que esto no es el final. A veces, es necesario terminar relaciones, ya que por una o varias razones esas personas ya no son compatibles con nosotros, aunque puede ser que en algún momento lo fueron. Es normal que nos sintamos tristes por un tiempo porque esa persona formaba parte de nuestra vida y nuestra rutina cotidiana, porque sentimos cariño hacia ella, entre otras cosas. Sin embargo, si te das el permiso para sentirte así y lo enfrentas, después de un tiempo vas a poder superarlo (aunque ahora sientas que nunca podrás). En el siguiente artículo, te orientamos acerca de cómo ser fuerte en una ruptura de pareja.


4. No te sientas culpable
Si has decidido terminar con tu relación de pareja, no caigas en la trampa de sentirte culpable por hacerlo. Recuerda que los motivos que tienes son los suficientemente válidos, ya que se trata de tu bienestar y para estar bien con una persona primero se debe de estar bien con uno mismo. Por lo tanto, es mejor terminar con él/ella y dejar de seguir engañándose a uno mismo y a otra persona.