Manicura semipermantente: pasos para quitártela tú misma

Es relativamente sencillo y ahorrarás tiempo y dinero

anamas

La manicura semipermanente nos encanta, sobre todo por lo que dura en perfecto estado. Algo que evita tener que estar retocando tus uñas cada dos días. Sin embargo, un problema para muchas mujeres es que tienen que ir a su centro de belleza a que se la retiren porque en casa no saben cómo hacerlo,

La mayoría de las veces no sacamos un momento para hacerlo y terminamos arrancándonos el esmalte llevándonos parte de las capas superficiales de la uña y dejándolas feas además de dañadas.

Para que esto no te ocurra vamos a contarte cómo eliminar el esmalte permanente tú misma en casa en algunos sencillos pasos. Antes de nada te contamos qué necesitas. Es esencial tener un kit eliminador de manicura semipermanente. También puedes optar por:

  • Papel de aluminio en trozos
  • Discos desmaquillantes de algodón o algodón puro (10 trozos).
  • Acetona pura o quitaesmaltes.
  • Empujador metálico para las cutículas o palito de naranjo.

Manicura semipermantente: quítatela en muy pocos pasos

Getty

Lijado, envoltura, corte, raspado y pulido esos son los pasos que debes seguir a la hora de quitar tu manicura semipermanente.

– El primer paso es limar  la capa externa de esmalte que cubre la uña muy muy bien, lima  bien el esmalte tanto del centro de la uña como de los bordes.Recuerda que cuanto más limes, menos rato tardará el quitaesmalte en hacer efecto. Una lima con un grano de 180 irá genial.

– Lo siguiente es empapar en acetona pura un trocito de algodón e ir envolviendo las uñas con él, bastará con que esté humedecido no hace falta que chorree. A continuación envuelve cada uña en papel de aluminio, asegúrate de que no se caiga. Ten en cuenta que debes dejar tus uñas envueltas al menos quince minutos para que el esmalte se ablande lo suficiente.

– Por último, una vez pasado el tiempo quita el papel de aluminio y el trozo de algodón, verás cómo las capas externas del esmalte se han levantado y están blanditas. Con un empujador de cutículas o palito de naranjo empuja desde el nacimiento de la uña hacía abajo, retirando el esmalte por completo.

– Para terminar, pule ligeramente tus uñas con una lima para eliminar todos los restos de esmalte sin limar en exceso. No olvides hidratar después de todo este proceso tus uñas, para ello aplícate un aceite para cutículas rico en Vitamina E, deja reposar tus uñas al menos un par de semanas antes de volver a hacerte la manicura semipermantente y para mantenerlas fuertes hazte periódicamente masajes con aceite de aguacate o jojoba.

MÁS SOBRE: