Una semana sin redes sociales: la solución para mejorar tu salud mental

Es lo que se deduce de una investigación realizada por la Universidad británica de Bath

Ana Más

Hay quien no puede vivir sin redes sociales, quién las detesta o incluso personas a las que les son indiferentes. Los hay que las usan para opinar, recomendar, promocionarse, quejarse o contar su vida al resto. Lo cierto es que están muy presentes en nuestro día a día.

Si eres de los que no puedes vivir sin ellas, atento a este estudio que se ha realizado para analizar si estar una semana desconectado de ellas es suficiente para notar los efectos positivos en nuestra salud mental, sobre todo para aquellos que pasan más de una hora al día conectados.

Pues parece ser que si, que estar alejado de Facebook, Instagram, TikTok y Twitter unos días tiene un significativo impacto en nuestra salud mental, nos ayuda a reducir nuestros niveles de ansiedad y depresión y a mejorar nuestro estado de ánimo. Esto es al menos lo que se decuce del estudio dirigido por Jeffrey Lambert, de la universidad británica de Bath, cuyos resultados se han publicado en la revista Cyberpsychology, Behaviour and Social Networking.

Una semana sin redes sociales puede mejorar tu salud mental

Adolescentes y redes sociales

Los  investigadores separaron a los participantes ( de entre 18 y 72 años) que utilizaban sus redes unas ocho horas semanales, en dos grupos, uno de ellos fue el grupo de control y al otro se le pidió que redujera al máximo su exposición a las redes sociales.

Se  les aconsejó desinstalar las apps de Facebook, Twitter, TikTok e Instagram durante la semana del estudio, aunque no era obligatorio. Al final del estudio, los participantes del grupo de intervención registraron un uso medio de redes sociales de unos 21 minutos durante esa semana.

Algo de lo que dedujeron que esa reduccion en el tiempo de exposición a redes sociales,  “puede conducir a mejoras significativas en el bienestar, la depresión y la ansiedad” ya que los participantes experimentaron una mejora de 4,9 puntos en el estado de ánimo, así como un descenso de 2,2 en los síntomas de depresión y un 1,7 en los de ansiedad.

Lambert explica además que, “Sabemos que el uso de las redes sociales es enorme y que cada vez hay más preocupación por sus efectos sobre la salud mental….con este estudio queríamos ver si simplemente pedir a la gente que se tomara una semana de descanso podía producir beneficios para la salud mental…..Muchos de nuestros participantes informaron de los efectos positivos de no utilizar las redes sociales, con una mejora del estado de ánimo y menos ansiedad en general. Esto sugiere que incluso un pequeño descanso puede tener un impacto».

Aunque parece claro que los efectos de reducir el uso de redes aún por un breve tiempo beneficia nuestra salud mental, los investigadores de University of Bath insisten en que hay importantes lagunas en la investigación del impacto de las redes sociales en la salud mental y hacen hincapie sobre la necesidad de estudiar los efectos de períodos de desconexión más largos que una semana y con grupos de población vulnerables.

 

 

MÁS SOBRE: